EducacIoN ActuaL

Bienvenidos sean todas y todos a este espacio creado para el intercambio informativo y pedagógico.Pocoyo

Buscar este blog

Cargando...

lunes, 18 de julio de 2016

¿Cómo vencer esos estereotipos de belleza que causan complejo, baja autoestima o dismorfia corporal en los niños, niñas y adolescentes?




En la transmisión de roles y estereotipos juegan un papel muy importante las personas adultas como modelos en la adquisición de los mismos. Los niños y las niñas aprenden e imitan lo que ven en las personas adultas que les rodean.

La TV, las películas de cine, los videojuegos y el Internet a menudo muestran a la percepción de la belleza, cada vez más estereotipada y esto es uno de los principales problemas a los que se enfrentan las nuevas generaciones.

Lo que trae como consecuencia el síndrome de la dismorfia corporal, Este síndrome produce que las personas se sientan y perciban como “muy feas”, aunque su aspecto esté dentro de los límites que socialmente están establecidos para decir que una persona tiene un aspecto bonito o agradable.



Muchos de sus comportamientos son conductas repetitivas como: examinarse en el espejo continuamente, arreglarse excesivamente, compararse con otras personas u ocultar esas partes del cuerpo con las que no se siente bien emocionalmente y percibe como negativas.


La mayoría de los pacientes que padecen este síndrome son jóvenes y tienden a creer que es demasiado fea o desfigurada para que otros la vean.

¿Qué ocasiona el TDC síndrome de la dismorfia corporal?

Aunque la causa aún no está clara, los expertos creen que está relacionada con problemas con la serotonina, uno de los neurotransmisores químicos del cerebro.


Los mensajes culturales también juegan un rol reafirmando las preocupaciones de una persona sobre su apariencia. Los mensajes críticos o las bromas pesadas sobre la apariencia a una persona que está creciendo en este caso a los niños, niñas y adolescentes pueden contribuir a la sensibilidad y  perjudicar la autoestima para toda su vida.




¿Cómo pueden los padres y familiares romper esos estereotipos?

Los padres ejercen una influencia transgeneracional, puesto que la madre o padre que fue sometido a cirugía plástica cosmética expone a su hijo a padecer el mismo trastorno…Así que padre el primer paso está en corregir su pensamiento en lugar de su apariencia.

Segundo paso, trabajar en el aumento del autoestima de sus hijos, aceptarse como son ellos mismos tanto física como internamente.

Tercer aspecto rompa con los estereotipos de belleza, investigue cuáles son las comparaciones que su hijo hace respecto a su apariencia o a sus acciones y las de un personaje. Háganle notar la diferencia que hay entre el hecho de sentirse bien consigo mismo y el hecho de sentirse superior a los demás.

Cuarto aspecto como padres concéntrense más bien en las destrezas, habilidades, talentos, buenos hábitos y  personalidad de sus hijos. Alabe su apariencia física solo cuando la vea bien arreglada, gracias a que se esmeró mucho en su aspecto personal.

Quinto punto jamás debe permitirse la burla de su físico, ni que se pongan apodos entre familia o amistades como gordo, flaquita(o), narizón(a), enano(a). Pues estas palabras son dolorosas y le hacen mucho daño a su autoestima.Hay que enseñarles a agradecer lo que tienen positivo y bello en su cuerpo.

Sexto y último aspecto enseñe a sus hijos que existe una belleza interior que merece ser rescatada y contemplada.

No deje que sus niños se sientan mal por su físico debido a presión de publicidad y redes sociales.Debemos ser críticos ante estos mensajes sexistas y educar en igualdad a niñas y a niños para que se desarrollen como personas valiosas a la sociedad. 

¿Por qué los niños, niñas y jóvenes deben trabajar en grupo en las escuelas o liceos?




Primero fomenta la  interacción con sus compañeros, contribuye a la construcción de un trabajo en común. El interés de cada uno adquiere un significado especial y distinto a la vez.

Segundo ayuda a nuestros estudiantes a crecer en valores. Valores tan necesarios para desempeñarnos en una sociedad que sabe que, para desarrollarse como tal, debe priorizar el bien común, el trabajo mancomunado, el espíritu de solidaridad y  el trabajo en equipo.

Pero hay que tener cuidado porque un trabajo en grupo que no esté supervisado por el docente puede ser contraproducente.Ya que para muchos estudiantes trabajar en equipo implica sólo “repartir los temas”, una especie de "organización en paralelo" en la cual cada uno se ocupa de su parte sin tener conciencia de un trabajo en común.

Por eso, como docentes debemos desarrollar en nuestros educandos determinadas habilidades como la capacidad de escucha, la empatía, la negociación, entre otras, para, luego, dar paso a un verdadero trabajo en equipo.

Debemos estar atentos a brindar apoyo a aquellos estudiantes que sienten que nada tienen para transmitir o enseñar a sus compañeros.Es muy interesante la posibilidad de sumar actividades para que los niños, niñas y jóvenes  puedan expresarse con sus palabras y, también, con movimientos y juegos.Es importante destacar que se deben tomar en cuenta  los intereses de los estudiantes.


El hecho de que seamos seres sociales nos invita a incorporar a las clases la mayor cantidad posible de actividades grupales que les permitan a los chicos formar equipos y sentirse parte importante de un grupo, dándoles la posibilidad de ser líderes en los temas que se sientan más fuertes, de forma que cada  niño, niña y adolescente pueda sentir que tiene un rol importante en su proceso de aprendizaje y en el de sus compañeros.




La importancia del juego entre padres e hijos






Jugar con sus hijos desarrolla y aumenta su capacidad de concentración. Con la llegada de la tecnología puede que, lamentablemente, a veces no centre toda su atención en esta actividad.

Una investigación llevada adelante por ChenYu y Linda Smith de la Universidad de Indiana invita a reflexionar sobre la importancia de jugar con sus  hijos, enfocados en que ambos se entretengan.

Según este estudio, la capacidad de mantener la atención de forma sostenida (una de las grandes virtudes que tenemos los seres humanos) puede verse muy favorecida si los padres, se comprometen a guiar a sus hijos en los juegos, evitando distraerse  con el celular o la televisión.

Los investigadores, que registraron los movimientos de la mirada de padres y niños, encontraron que si el adulto se mostraba involucrado en el juego, el niño(a) también lo hacía con mayor énfasis. Por el contrario, si el padre o madre estaba atento a otra cosa, la capacidad de atención e interés de los chicos decaía.


El juego es una fuente de gran felicidad para los niños y, también, para usted. Por esta razón, apagar la televisión o el teléfono móvil le ayudará a centrarse en esta actividad que es muy positiva para que los chicos puedan desarrollarse en su máximo potencial.

Padres: no lo duden, jugar crea un escenario de comprensión y comunicación que potencia el aprendizaje espontáneo del niño. Al juguetear con sus padres, el niño interacciona y gana en autoestima, se produce una situación positiva de apego e intercambio de experiencia y le aportan tranquilidad, potencian las relaciones sociales y les ayudan a explorar, aprender y refinar sus habilidades.
Un niño que juega aprende a influir en los otros regularmente, a controlar sus emociones y a reconocer las señales afectivas y las emociones ajenas, ya que fomenta la imaginación y la creatividad.

Jugando los niños se tornan menos agresivos y más tolerantes y exitosos en las tareas escolares. Aprenden a regular y a controlar los sentimientos negativos. Además, a través del juego, los niños nos cuentan sus preocupaciones e inquietudes y los llegamos a conocer. Y ellos a nosotros. De este modo, se produce un vínculo de verdadera amistad y relación familiar.

Padres, no hay excusas, por favor: ¡A jugar!


                   

sábado, 9 de julio de 2016

Frases que permiten a los padres motivar a sus hijos diariamente...¿Lograrás decirle a tus hijos al menos cinco de las siguientes frases diariamente?





Los expertos señalan al “Te Amo” como una de las frases motivadoras más potentes y la motivación es la mejor fuerza motriz para el ser humano. Ésta se convierte en una guía que empuja a las personas a actuar de acuerdo a los objetivos que se van proponiendo.

Esta capacidad comienza a construirse en la infancia. Son los padres quienes deben motivar a sus hijos para que tomen decisiones y las lleven a cabo con responsabilidad.

Inicie una meta como padre, trate diariamente al menos de decirle a su hijo(a) cinco de las siguientes frases.

 Para reforzar su identidad:
·        Te amo.
·        Me encanta cómo eres.
·        Disfruto tanto tu compañía.
·        Eres especial y, por ello, único e irrepetible.
·        No, necesitas compararte con nadie.
·       Cada persona tiene talentos especiales.
·        Me emociona ver tu crecimiento y tu progreso
·        Deberías estar orgulloso de ti mismo.

Para establecer la comunicación con tus hijos:
·        ¿Qué te parece?
·        Dime cuál es tu opinión. Me interesa escucharla.
No comparto tu opinión, pero agradezco que me lo digas.
·        ¡Qué excelente observación! Gracias.
·        Esa pregunta es muy interesante.
·        Me gusta que me preguntes cosas.

Para motivar su iniciativa:
·        Me agradan tus ideas.
·        Confío en tu talento. ¡Atrévete!
·        Inténtalo, no importa si lo consigues o no. Todos nos equivocamos, el error es la mejor forma de aprender.

Para reforzar su capacidad de lograr las cosas:
·        Te está saliendo estupendo, ¡continúa así!
·        Si quieres, puedes mejorarlo aún más. Sigue practicando y lo lograrás.
·        Estoy convencida de que puedes dar todavía mucho más de ti.

Para agradecer su colaboración:
·        Seguramente entre los dos será más sencillo.
·        Sé que es un gran esfuerzo, por eso te lo agradezco aún más.
·        Muchas gracias por tu ayuda.
·        Fue muy importante para mí lo que has hecho.
·        Yo no lo habría hecho así, pero de todos modos está perfecto.

Para fomentar su confianza:
·        Toma una decisión. Pero confía en ti mismo
·        Sé que puedo confiar en ti.
·        Me has demostrado ser responsable.
·        No está mal equivocarse. Al contrario, es bueno porque te enseña a mejorar.

Existe un sinfín de frases motivadoras que pueden ayudarte a construir vínculos sólidos con tu hijo (a) educa y motiva siempre en positivo, no olvides que con amor y paciencia todo es mucho mejor



¿Cómo pueden los padres perder el auto control? Sugerencias para vencer la ira o molestia al educar a sus hijos.



Según los especialistas, la ira es un sentimiento básico y universal que todos los seres humanos y animales son capaces de sentir y además es considerado como de gran valor para sobrevivir. Sin embargo, la clave está en no convertirse en un padre o madre muy irritable.

Una de las cosas que más afectan a la relación padres e hijos es la ira mal manejada. El cansancio, el estrés, la impotencia, las dificultades económicas, nuestra propia limitación para manejar el comportamiento de los hijos se convierten en una bomba de tiempo para los padres.

No hablo de una simple molestia sino de cuando llega a  invadir la ira o rabia, cuando está el padre o madre a punto de perder  su autocontrol y  recurren a agredirles físicamente, echarlos de casa o traspasarles toda su molestia con palabras de rencor y fuera de lugar.

Desahogarse de esa manera no conduce a nada, tan solo trae al padre o madre  arrepentimiento posterior por la forma explosiva como actuó.

Los hijos son responsables de su comportamiento pero no de los sentimientos de sus padres. El padre o madre puede corregirlos con cariño y disciplina o pueden perder los estribos y desencadenar toda su ira.

Eso lo elige cada uno de los padres, no sus hijos. Si hacen a sus hijos responsables de sus sentimientos, les dan a entender que ellos gobiernan sus emociones, depositando sobre sus espaldas una carga que no es la suya y dándoles un poder que a la larga puede ser contraproducente.

Hazte una pregunta, cuando estés a punto de perder el control: ¿Qué va a aprender mi hijo con mi reacción? Lo que aprenda hoy con tu manejo de la ira o rabia es lo que aplicará posteriormente cuando la sienta también, incluso contra ti.

En tal sentido, conviene iniciar la práctica del manejo de la ira y lograr detectar cuando sientas que el disgusto se sale de control. Este será entonces el momento en que debas apartarte y tomar 5 minutos para que baje el nivel de molestia y logres asumir una actitud más positiva al relacionarte con tu hijo.


Y si has explotado, nunca es tarde para pedir perdón. “Sigo muy enfadado por lo que has hecho pero reconozco que podría habértelo dicho de otra manera. Lo siento. Intentaré que no se repita”

Es necesario que los padres manejen un sistema de recompensa o castigo por las calificaciones que obtienen los niños, niñas y adolescentes en las escuelas o liceos.


                                   


Muchos padres están retirando el boletín informativo de sus hijos en las escuelas y liceos. Cuidado con la reacción que tiene al ver las calificaciones, sean  positivas o negativas.

Las buenas notas se han de elogiar, aplaudir…pero jamás comprar. El trabajo del estudiante es estudiar. El trabajo de los padres es apoyarle en todo lo que necesite como estudiante y como persona. Reconocerle sus méritos, habilidades y ayudarle a aceptar sus limitaciones que también las tiene, como todo el mundo.

No hacer promesas por las notas. Ni positivas, ni negativas.Intentar comprar el aprobado con un regalo material no es educativo.

Acostúmbrate a celebrar las buenas notas de tu hijo de la manera que a él le haga más ilusión: ir al cine, a comer, al parque de atracciones, etc.

Motiva la satisfacción de acercarse a la meta, no solo los resultados académicos. Los padres deben enseñar a sus hijos que los más beneficiados por sus notas son ellos mismos.

Si tu hijo no obtuvo las calificaciones deseadas dice un refrán muy conocido que la ropa sucia se lava en casa, un gran error que a veces cometen los padres es hablar de los fracasos de sus hijos en alguna reunión familiar o de amigos.

Algunas veces los padres lo hacen con la intención de aleccionar a sus hijos y hacer que la vergüenza que experimentan los haga mejorar académicamente: otras veces lo que buscan es desahogar sus frustraciones con alguien cercano.

Pero estos comportamientos lejos de lograr un efecto positivo en los hijos puede generar un sentimiento de rebeldía o resentimiento que no va ayudar a que mejore su desempeño académico, por lo que trata de morderte los labios cuando vayas a hacer un comentario sarcástico de sus notas o resultados.

Si su hijo(a) necesita mejorar…Puede reforzar su aprendizaje durante las vacaciones y no olvide analizar qué cosas le afectaron para no alcanzar la meta en este periodo escolar…Recuerde que no se debe esperar el último momento para estar pendientes del rendimiento escolar de sus hijos.

Jovencita o jovencito que lees el artículo; evita que una calificación baja te impida mirar el mañana o te deprima. No dejes pasar la oportunidad que se te está brindando.

Se constante, perseverante…Mañana te abrirán muchas puertas. El estudio requiere de mucho esfuerzo y dedicación: reúnete con tus compañeros, profesores, intercambia opiniones y piensa que sí se puede…Mientras reflexiona al respecto.

Cuidados para mantener la salud visual ante la exposición ante los dispositivos digitales





El ordenador y los dispositivos digitales se han convertido en compañeros irremediables de nuestras vidas.Como sabemos, el uso de los medios audiovisuales es inevitable: son instrumentos de trabajo básicos a los que no podemos renunciar.

Le propondremos una serie de ejercicios para los ojos que tendrás que realizar a diario.

1.- Cuando estés con el ordenador o con el móvil, acuérdate de que, siempre que parpadeas, refrescas el globo ocular.

2.- Cierra los ojos durante 6 segundos y ábrelos. Repítelo entre 7 y 10 ocasiones para relajar la vista. Es un ejercicio para los ojos muy sencillo pero increíblemente eficaz y saludable.

3.-Haz palming… está dentro de la disciplina del yoga y es muy relajante.Sube y baja la mirada despacio y fuérzala lo menos posible. Hazlo cinco veces.Pon las palmas de tus manos en la cuenca de los ojos durante 30 segundos y piensa en el negro; imagina que este color se hace cada vez más oscuro.

4.-Cambia la mirada. En primer lugar, mira hacia izquierda y derecha unas cinco veces. Posteriormente, haz círculos con los ojos aproximadamente durante 30 segundos.Trata de enfocar de forma diferente para descansar, nunca fijes la mirada en un punto fijo mientras realizas este ejercicio.


5.-Lávate con agua fría para refrescar tu rostro y si puedes colocar compresas de agua fría utilízalas para reducir el calor procedente de las radiaciones de las pantallas.