EducacIoN ActuaL

Bienvenidos sean todas y todos a este espacio creado para el intercambio informativo y pedagógico.Pocoyo

Buscar este blog

Cargando...

martes, 25 de marzo de 2014

Deficiencias Auditivas en el Aula Regular y el Apoyo Familiar

Una persona con deficiencias auditivas presenta alteraciones cuantitativas en la percepción correcta de la audición. Cuando nos referimos a deficiencias auditivas, podríamos estar en presencia de: (a) hipoacusia o pérdida auditiva menor que es la disminución de la capacidad auditiva que permite adquirir el lenguaje oral por la vía auditiva, por ejemplo aquellos educandos con pérdida auditiva que usan el canal auditivo para comunicarse y aprender, y desarrollan la lengua oral de forma natural o casi natural; y (b) sordera que es la pérdida total de la audición, y el lenguaje se adquiere por vía visual ( lengua de señas y/o lectura de labios).

Las características Principales de Pérdida Auditiva Menor Son: 

  • No atiende a nuestro llamado cuando nos está mirando.
  • Pide constantemente que se repita lo dicho o que se hable en voz alta.
  • Tiene tendencia a elevar o bajar mucho la intensidad de su voz.
  • Ladea la cabeza orientando el oído en la dirección de donde proviene el sonido.
  • Tiene dificultad de pronunciación.
  • Presenta dificultades en la expresión oral referente a la estructura de su lenguaje: omite verbos, artículos, etc.
  • Tiene dificultad para identificar , reproducir y discriminar patrones rítmicos relacionados con la educación musical.
  • Presenta dificultades para tomar dictado, omite, sustituye, agrega palabras y pregunta con frecuencia.


Proceso de Integración Educativa de Educandos con Pérdida Auditiva:

Exige modificar conscientemente ciertos hábitos de comunicación para ofrecerle al educando los apoyos visuales que necesita. Una de las adaptaciones curriculares para la comunicación más sencilla es la ubicación preferencial del educando con pérdida auditiva, lo que implica asignarle un lugar cerca del docente y lo más distante posible de las fuentes de ruido como ventanas, ventiladores, pasillos,etc.

Antes de iniciar una explicación o conversación, asegúrese de que el educando lo esté mirando, si es necesario tóquele el hombro para que le preste atención, y entonces comience a hablar.

Manténgase a una distancia máxima de un metro o metro y medio del receptor.

Asegúrese de que (el) o (la) estudiante sabe qué tema se va a hablar y avísele cuando el tema concluya o cambie.

Colóquese de frente o en un ángulo en que quede cerca del mejor oído del niño o niña.

Hable con una velocidad moderada, con una intensidad normal y deteniéndose entre una y otra idea para que el interlocutor pueda comprender lo que le está diciendo.

Cuando el educando le comunique que no ha entendido algo, repítaselo de la misma manera recurriendo a apoyos visuales como señalar  el objeto, mostrar una fotografía, etc. Si no se puede usar ningún recurso visual entonces modifique ligeramente la forma del mensaje o pregúntele que entendió, para aclarar la confusión.


¿Qué es la Terapia Auditivo Verbal?

La Terapia Auditivo Verbal es un enfoque terapéutico para la educación de los niños sordos donde se enfatiza el desarrollo de las habilidades auditivas para la adquisición del lenguaje a través de la audición. Para ello, los niños deben ser identificados, diagnosticados y equipados con la amplificación óptima lo más tempranamente posible. Se les enseña a los padres a crear un ambiente en donde su hijo aprenda a escuchar, a procesar el lenguaje verbal y a hablar. En el presente artículo se hace una breve reseña histórica del desarrollo de esta metodología y se describen en forma extensiva sus principios fundamentales relacionados con la evaluación audiológica, la adaptación protésica, el uso funcional de la audición y la intervención centrada en la familia.



LOS DIEZ PRINCIPIOS
DE LA TERAPIA AUDITIVA VERBAL

Te presentamos las bases del  Dr. Warren Estabrooks  para una rehabilitación efectiva y optimizada, que potencie las capacidades auditivas de cada paciente.

PRIMER PRINCIPIO

Promover un diagnóstico precoz respecto de la hipoacusia de recién nacidos, bebés y niños, seguido de inmediato por una apropiada gestión audiológica y terapia auditivo-verbal.
La detección rápida de la pérdida auditiva seguida de la gestión audiológica durante la infancia temprana es crucial.

La privación auditiva prolongada durante los primeros años de vida provocará retrasos significativos en el desarrollo del lenguaje receptivo y expresivo. La terapia auditivo-verbal es la compañera natural de la gestión audiológica en la que los terapeutas pueden guiar a los padres o al núcleo de cada niño para ayudarlo a maximizar su potencial recién adquirido y para que los retrasos en el lenguaje receptivo y expresivo se puedan prevenir.

SEGUNDO PRINCIPIO

Propiciar una evaluación inmediata y el uso de tecnologías apropiadas para obtener los máximos beneficios de la estimulación auditiva.

Una vez que la pérdida de la audición se identifica, la evaluación inmediata y el uso de la tecnología y los equipos apropiados son necesarios para que el niño pueda empezar a recibir la estimulación auditiva. Los sonidos del entorno del niño, sobre todo los del habla, deben llegar a los centros auditivos del cerebro para que el desarrollo pueda tener lugar. El crecimiento y la maduración de las vías auditivas y los centros del cerebro ayudarán al niño a desarrollar las habilidades necesarias para escuchar como un sonido natural a la comunicación hablada.

Se han producido avances realmente significativos en torno a los audífonos y la tecnología de implante coclear en la última década. Las mejoras en la tecnología de la audición en la actualidad hacen frente a problemas tales como oír en la distancia, los ruidos y la interferencia, la confusión direccional, la distorsión de frecuencia y rango de frecuencia limitada, entre otros. Como resultado, las oportunidades para el aprendizaje de idiomas incidentales se han incrementado, y muchos niños con pérdidas auditivas profundas ahora pueden estar al mismo nivel que sus pares en el desarrollo del lenguaje.

TERCER PRINCIPIO

Guiar y aconsejar a los padres a ayudar a su niño a usar la audición como la modalidad sensorial primaria en el desarrollo del lenguaje hablado sin el uso de lenguaje de señas o con énfasis en la lectura de labios.

La discapacidad auditiva es un asunto de la familia, ya que puede alterar la dinámica familiar, cambiando las expectativas y las formas en que el grupo se comunica. Para que los niños alcancen con éxito las facilidades que ofrece la terapia auditivo-verbal, los padres deben ser activos y eficaces comunicadores. Los niños aprenden mejor de sus padres, y se sentirán alentados al ver que sus padres tienen confianza en sus habilidades para escuchar con audífonos, implantes cocleares, o ambas cosas. A su vez, escuchando (en lugar de observando) ayudan a los niños a desarrollar un sonido natural de voz.

La lectura de labios no fomenta el desarrollo del circuito del sistema auditivo de retroalimentación, que ayuda a los niños a hacer un seguimiento de su propio discurso. Los padres que han optado por la terapia auditivo-verbal han hecho el compromiso de proporcionar las experiencias más productivas y positivas para estimular la comunicación verbal a través de la escucha.

CUARTO PRINCIPIO

Guiar y aconsejar a los padres para que se conviertan en los principales facilitadores de la audición y el desarrollo del lenguaje hablado de su hijo, a través de la participación activa y constante en el marco de una terapia auditivo verbal individualizada.

Los terapeutas auditivo-verbales se han comprometido a orientar, aconsejar y apoyar a los padres, cuidadores y a todos los miembros de la familia del paciente. A su vez, deben ofrecer sesiones individuales para aumentar al máximo el desarrollo tanto del niño como comunicador verbal, como el de los padres como modelos de atención primaria. Estas sesiones permiten un diagnóstico auditivo-verbal más eficaz, una mayor atención a la singularidad del niño y sus padres, y mejores resultados. Durante las sesiones, el terapeuta demuestra a los padres cómo la audición, el habla, el lenguaje, la cognición y la comunicación pueden ser integrados en el juego natural con su hijo.

Se dan sugerencias para realizar en las actividades del entorno diario del niño, para maximizar el progreso de las maneras más eficientes. El terapeuta demuestra la ciencia y el arte del desarrollo auditivo-verbal a través del uso creativo de técnicas, estrategias y procedimientos para ayudar a incorporar los objetivos de la sesión en las actividades diarias. Los objetivos de cada sesión serán generalizados en todas las rutinas del paciente.

QUINTO PRINCIPIO

Guiar y aconsejar a los padres a crear ambientes que apoyen la escucha, en pro de la adquisición del lenguaje hablado, a través de las actividades diarias del niño.

Los terapeutas ayudan a los padres a crear entornos de escucha ideales que hacen que la recepción de la voz a través de la escucha sea lo más fácil posible. Teniendo en cuenta las necesidades únicas del niño, el terapeuta auditivo-verbal facilita el desarrollo de la escucha y del habla utilizando una gama de técnicas y estrategias. Los padres deben practicar las mismas durante el período de sesiones y luego incorporarlas a las actividades diarias. Deben aprender a gestionar su entorno para que el niño pueda convertirse en un participante de pleno derecho en las interacciones diarias con sus compañeros, familiares y miembros de la comunidad. Cuando el niño es capaz, se integra al ambiente de escucha, al igual que las personas con audición normal.

SEXTO PRINCIPIO

Guiar y aconsejar a los padres a ayudar a su hijo a integrar la escucha y el lenguaje hablado en todos los aspectos de la vida del niño. Incluso con la tecnología de hoy, los niños que son sordos o tienen problemas de audición necesitan ayuda y apoyo para integrar el lenguaje de escucha y habla en su desarrollo total.

Una vez que los padres aprenden a sacar provecho de las experiencias auditivas, redescubrirán a su hijo como oyente activo. A medida que la familia valora la escucha, el niño habrá de valorarla de igual modo y luego integrar la audición en su personalidad. Así, el niño empezará a percibirse a sí mismo como un niño “que escucha”. El objetivo final es que el niño sea una persona bien integrada, que usa la escucha y el habla para interactuar con éxito con otras personas en el hogar y en la escuela, en la comunidad y en el mundo.

SÉPTIMO PRINCIPIO

Guiar y aconsejar a los padres para que utilicen los patrones de desarrollo naturales de la audición, el habla, el lenguaje, la cognición y la comunicación.

Los terapeutas desarrollan planes de tratamiento individualizados, basados en patrones naturales de desarrollo, vinculados a la escucha, el habla, el lenguaje, la cognición y la comunicación. El terapeuta y los padres ayudarán a los niños a desarrollar habilidades en estas áreas comparables a las de sus compañeros oyentes. Por lo tanto, el terapeuta guiará a los padres en los objetivos que son apropiados para el niño teniendo en cuenta su capacidad auditiva, la edad cronológica, y el nivel actual de sus habilidades. Las nuevas habilidades se basarán en las previamente adquiridas, y los objetivos se establecerán para ayudar a los niños a que experimenten el éxito tan pronto como sea posible en el aprendizaje del lenguaje hablado a través de la escucha.

OCTAVO PRINCIPIO

Guiar y aconsejar a los padres a ayudar a que su hijo controle por sí mismo el lenguaje hablado a través de la escucha.

En las primeras etapas de la terapia, a los padres se los anima a imitar las vocalizaciones de sus hijos, para ayudar al niño a establecer un sistema de retroalimentación auditiva, y para animar al niño a escuchar a sus propias verbalizaciones y sus intentos de comunicación. Entonces, los padres modelan de modo apropiado el lenguaje, y el niño se anima a escuchar y verbalmente seguir estos modelos, para lograr, con el tiempo, modificar su discurso por sí mismo. La escucha efectiva y la modulación de la voz preparan al niño para la comunicación verbal independiente, con una mínima necesidad de aclaración o interpretación.

NOVENO PRINCIPIO

Administrar el curso de las evaluaciones de diagnóstico formal y no formal para el desarrollo de los tratamientos de la terapia auditivo verbal, para monitorear el progreso y evaluar la eficacia de los planes para el niño y su familia.

Con el fin de monitorear el progreso del niño y su familia después de establecer el plan de tratamiento, el terapeuta debe administrar evaluaciones de diagnóstico, formales e informales. Cada sesión de terapia funciona como diagnóstico del funcionamiento auditivo del niño y el uso de la comunicación en contextos significativos, que se observan y registran. Basándose en estas observaciones, el terapeuta puede introducir nuevos objetivos dentro de la sesión para ayudar a estimular las áreas de audición, el habla, el lenguaje, la cognición y la comunicación. El desarrollo del niño también se evalúa a través del uso de pruebas estandarizadas, que normalmente se administran una vez cada 6 meses.

DÉCIMO PRINCIPIO

Promover la educación del niño en aulas de escuelas regulares, con compañeros con audición normal y con servicios de apoyo adecuados desde la primera infancia.

Los servicios de apoyo apropiados deben reflejar la preparación para los padres, maestros, consultores y profesores especializados para el niño. Este equipo puede determinar si la colocación en el aula común es de hecho el mejor ambiente educativo y social para el niño, de acuerdo a su potencial. A veces el éxito en el aula común no llega, y un cambio es necesario.

El audiólogo educativo, en colaboración con los padres, profesores y el terapeuta auditivo-verbal, ayuda a crear una “red de seguridad” que garantice que las necesidades de desarrollo del niño se cumplan en la escuela. El papel del audiólogo no puede ser relegado, ya que en él recae el trabajo de todo el equipo de contención del niño.

A continuación se anexa un material de apoyo informativo, para su consideración:













domingo, 23 de marzo de 2014

La Planificación en Educación Primaria



La planificación es una herramienta técnica para la toma de decisiones para el/la docente, por  ser producto de la evaluación de los aprendizajes y el desarrollo de los niños y niñas, tiene como propósito facilitar la organización de elementos que orienten el proceso educativo.
Los(as) docentes deben lograr una relación coherente entre los resultados de la evaluación, lo que se piensa (plan) y lo que se hace (desarrollo del plan). De acuerdo con lo expresado en el proyecto educativo la planificación posee ciertos beneficios:

               Implica a toda la comunidad la existencia de un Proyecto Educativo.

     Redefine las señas de identidad, partiendo del perfil del estudiante, atendiendo la realidad estructural de la Escuela, conociendo el nivel de formación real del profesorado: las señas de identidad de nuestra Escuela.

   Adecua y contextualiza los objetivos de la etapa. Precisa sus propósitos educativos y su  finalidad .

    Es un estilo de conducción que garantiza decisiones eficaces para el mejoramiento de la educación.

·         Estilo de conducción: Procesos para alcanzar lo deseado (pensar antes como hacer)

·         Garantiza decisiones eficaces: Diseñar estrategias

·         Mejoramiento de la educación: Calidad de la enseñanza.

La planificación se ayuda de la didáctica; es decir, del conjunto de técnicas que se emplean en la enseñanza (basadas en una serie de principios y procedimientos aplicables en cualquier disciplina). Esta rama de la pedagogía no sólo se preocupa por analizar lo que va a ser enseñado sino, y más atentamente, sobre cómo va a ser enseñado.

La presencia de la didáctica en la planificación educativa es fundamental porque ayuda a comprender que es tan importante el contenido que se ofrecerá como el medio en el que será impartido; se analiza a los estudiantes y el entorno en el que se desarrollan sus vidas, tanto el físico como el afectivo, el cultural y el social. Gracias a la didáctica, el docente puede realizar adecuadamente su trabajo, consiguiendo que el aprendizaje sea eficiente.

La didáctica se clasifica en:
·         Didáctica general, aplicable a cualquier individuo. Sin importar el ámbito o materia.
·         Didáctica diferencial, que tiene en cuenta la evolución y características del individuo.
·         Didáctica especial o específica, que estudia los métodos específicos de cada materia.

Los componentes que actúan en el acto didáctico son:
·         El docente o profesor
·         El discente o estudiante
·         El contexto social del aprendizaje

El currículo escolar es un sistema de vertebración institucional de los procesos de enseñanza y aprendizaje, y tiene fundamentalmente cuatro elementos constitutivos: objetivos, contenidos, metodología y evaluación. Aunque hay países que en sistema educativo el elemento contenido lo llegan a derivar en tres, como lo son los contenidos declarativos, actitudinales y los procedimentales.






Los aspectos que se deben tener en cuenta al planificar:

      Elegir qué y cómo enseñar: Se diseñan las estrategias que se emplearán para abordar los contenidos educativos
·   Ser flexible sin perder el rumbo: Se define como se utilizarán los tiempos para poder enseñar los contenidos, esos tiempos no deben ser rígidos sino adaptarse a los educandos.
·         Qué concepción de aprendizaje se tiene.
· Aprendizaje significativo: Supone tres aspectos: Lógico, psicológico, contextual. Se diferencia del memorístico
·       Evaluación didáctica: Le sirve al educando para saber qué y cómo aprendió y qué y en donde se equivocó.

La planificación tiene un esquema en el caso de educación primaria diaria que es de la siguiente manera:

·         Inicio: Es el momento donde se exploran los conocimientos, habilidades, destrezas, actitudes y valores previos que poseen los y las estudiantes, permitiendo activar en éstos y éstas la disposición afectiva y actitudinal hacia las actividades a realizar
·         Desarrollo: Durante este momento se pueden utilizar diferentes tipos de estrategias y situaciones de aprendizajes que permitan potenciar las zonas de desarrollo próximo y las reales
·         Cierre: Es el momento en el cual el maestro y la maestra aprovechan para conocer los logros alcanzados en función del objetivo establecido, potenciar valores, virtudes y actitudes hacia el aprendizaje.

Algunas técnicas sugeridas para el momento de inicio en la planificación de la clase pueden ser:
·         Técnica de relajación.
·         Evaluación explorativa.
·         Adivinanzas.
·         Trabalenguas.
·         Crucigramas.
·         Canciones.
·         Sopa de letras.
·         Recuento de la clase anterior.
·         Conversación socializada.
·         Mapa mental.
·         Mapa conceptual.
·         Dinámica de grupo.
·         Anécdotas.
·         Lectura de cuentos.
·         Torbellino de ideas.

Algunas técnicas sugeridas para el momento de desarrollo en la planificación de la clase pueden ser:
·         Exposición didáctica.
·         Estudio dirigido.
·         Técnica del subrayado.
·         Lecturas dirigidas.
·         Lectura exploratoria.
·         Lectura analítica.
·         Exposición grupal.
·         Técnica de la demostración.
·         Guías interactivas.
·         Análisis de conceptos.
·         Técnica de resumen.
·         Realización de ejercicios.
·         Resolución de problemas.
·         Elaboración de esquemas, mapas mentales o conceptuales.
·         Dramatizaciones.
·         Descripciones, narraciones.
·         Línea del tiempo.
·         Lectura de mapas.
·         Debate, entrevistas.
·         Elaboración de periódico y afiches.

 Algunas técnicas sugeridas para el momento de cierre en la planificación de la clase pueden ser:
·         Elaboración de conclusiones.
·         Reflexión.
·         Asignación de ejercicios.
·         Recuento de las actividades realizadas.
·         Resumen.
   Presentación de las producciones realizadas por los educandos.


" Estudiar no es un acto de consumir ideas, sino de crearlas y recrearlas "





domingo, 9 de febrero de 2014

Los Mapas Mentales y los Mandalas Como Recurso de Aprendizaje


   
Los estudiantes y docentes podrán encontrar en el mapa mental una herramienta muy útil para evitar la rigidez del pensamiento, al expandir la creatividad a través de la producción y asociación de ideas en una estructura creciente y organizada de patrones.


   Roger Sperry, investigador en Neurociencia del Instituto Tecnológico de California, planteó la división cerebral en dos estructuras: los hemisferios derecho e izquierdo. A su vez, Paul MacClean, jefe del Laboratorio de Evolución Cerebral y Comportamiento del Instituto Nacional de Salud Mental de California, en su teoría del CEREBRO TRIUNO ha establecido que dentro del cráneo existen tres cerebros en uno o triada cerebral, esto es, que hay tres sistemas neuronales interconectados; pero que física, química y evolutivamente son diferentes, separados uno del otro por innumerables generaciones. Estas estructuras mentales están superpuestas una sobre la otra, de acuerdo con su proceso evolutivo, y se clasifican, según el referido autor, en los siguientes módulos:



   Con las investigaciones de Roger Sperry y de Robert Ornstein sobre los hemisferios izquierdo y derecho se concluye que a las técnicas de tomar apuntes se les debe incorporar el uso de ambas estructuras mentales, es decir, que a las palabras, números, secuencias, orden y líneas, hay que agregarles colores, imágenes, dimensiones, símbolos, ritmos visuales e, incluso, exageración, contracción y absurdidad.

  La naturaleza de los mapas mentales se relaciona profundamente con la naturaleza multimodal y multifuncional de la mente humana. Por esa razón son muy útiles en cualquier actividad en la que se involucre la memoria, la planificación y la creatividad, como es el caso en el diseño de discursos, tomar apuntes, presentar exámenes, redactar un libro o una tesis. Estas herramientas pueden abarcar desde las primeras lecciones escolares hasta un gran proyecto científico. 

   Un mapa mental es un diagrama usado para representar las palabras, ideas, tareas y dibujos u otros conceptos ligados y dispuestos radialmente alrededor de una palabra clave o de una idea central. Los mapas mentales son un método muy eficaz para extraer y memorizar información. Son una forma lógica y creativa de tomar notas y expresar ideas que consiste, literalmente, en cartografiar sus reflexiones sobre un tema. Se utiliza para la generación, visualización, estructura, y clasificación taxonómica de las ideas, y como ayuda interna para el estudio, planificación, organización, resolución de problemas, toma de decisiones y escritura.

   Un mapa mental se obtiene y desarrolla alrededor de una palabra o texto, situado en el centro, para luego derivar ideas, palabras y conceptos, mediante líneas que se trazan hacia alrededor del título; el sentido de estas líneas puede ser horario o anti-horario; es un recurso muy efectivo para evaluar la relación entre distintas variables.










¿CÓMO PUEDO ELABORAR UN MAPA MENTAL?

Materiales Necesarios:

La información completa que se utilizará: libros, apuntes, revistas, de internet, enciclopedias, artículos, etc.

Papel en blanco (hojas cartas, oficios, papel bond), reglas, plantillas de diversas formas y figuras, marcador, rotulador, tizas, lápices, compás.

Leer primero todo el material para conocer la totalidad de la información, para analizar los puntos principales del contenido, saber cuántos subcentros tendrá el mapa y la profundidad que ha de tener el manejo de la información.

Seleccionar los colores e imágenes  que se usarán para resaltar las ideas más importantes en el material escrito en el mapa, siempre las imágenes y dibujos deben tener relación con lo que deseamos expresar en el contenido.

Pasos para su Elaboración:
Colocar la hoja de papel blanco horizontalmente, ya que esta posición permite mayor facilidad para escribir y la distribución de espacio.

Diseño del centro: Es el origen de las ideas y punto fundamental en el mapa que dispone de espacio alrededor para expandirse. Debe ser visualmente llamativo en color, tamaño, y contenido, para lo cual pueden combinarse imágenes y palabras interrelacionadas armónicamente.

Organización: Permite distinguir las ideas, clasificándolas y relacionándolas de acuerdo con los vínculos informativos que permitan establecer conexiones, manteniendo el orden, la jerarquía de ideas y la claridad visual.

Agrupación: Si se parte del centro, la información puede clasificarse en forma irradiante, mediante el uso de subcentros para que el material sea organizado en un número de partes, fácilmente recordable, que estimule la memoria inmediata.

Asociaciones: Las palabras, ideas e imágenes asociadas entre sí permiten ser recordadas simultáneamente. La asociación se realiza uniendo estos elementos mediante flechas, líneas, vínculos, tomando en cuenta su proximidad.

Imaginación: Es un poderoso recurso del hemisferio derecho que desarrolla el pensamiento creativo, al procesar la información existente para la generación de nuevas ideas en forma espontánea. Las ideas creativas surgen cuado la mente se encuentra relajada.

Imágenes visuales: Son más fácilmente recordadas que las palabras, por lo tanto, tienen mayor impacto en la memoria que la escritura. Hay que recordar que “una imagen dice más que mil palabras”.

Tipo de letra: Las palabras escritas en letra de imprenta facilitan la lectura y la visualización, evitan la confusión entre palabras similares y simplifican el recuerdo y ocupan menos espacio.

Uso de palabras claves: Son sustantivos, verbos y adjetivos relevantes en el tema que establecen relaciones entre los diferentes aspectos.

Uso de colores: Rompe con la monotonía y es fundamental para la estimulación del recuerdo, la memoria, la creatividad, la motivación y el entendimiento. El color activa el cerebro.

Claridad: La información presentada debe reconocerse con facilidad y ser visualmente clara para que el cerebro la pueda recibir y procesar con efectividad.

 Divertido: Hacer un mapa mental entretenido permite romper con la rutina, despertar la motivación, además proporciona disfrute y placer al diseñarlo.

 Abarcar todo el cerebro: La creación de un mapa mental involucra ambos hemisferios, por lo que ayuda a desarrollar todo el potencial de la mente, al aplicarse las dos formas de pensamiento: el lineal y el espacial.

Resaltar: Se destacan los elementos más importantes al utilizar distintos recursos visuales que incorporen luz y vida en las palabras e imágenes.

Símbolos: El uso de ellos sirve para reemplazar palabras o ideas. Son altamente visuales y permiten identificar con facilidad la palabra representada, ahorrando tiempo en el proceso.

Dimensión: Se aprovecha lo sobresaliente de las imágenes volumétricas para destacar la información y las imágenes más importantes.

Dibujo: Consiste en transformar en imágenes la información escrita, lo que resulta de gran provecho para  estudiantes visuales.


Algunos modelos de mapas mentales sencillos:













¿Qué es un Mandala?

El mandala, palabra sánscrita cuyo significado literal es círculo, es una representación simbólica y arquetípica del universo según la antigua cosmología budista. Está constituida por un conjunto de figuras y formas geométricas concéntricas; representa las características más importantes del universo y de sus contenidos. Su principal objetivo es fomentar la concentración de la energía en un solo punto durante la meditación.

Los mandalas son utilizados desde tiempos remotos. Tienen su origen ancestral en la India (imágenes y meditaciones budistas) pero pronto se propagaron en las culturas orientales, en los indígenas de América y en los aborígenes de Australia. La mayoría de las culturas poseen configuraciones mandálicas, frecuentemente con intención espiritual: la “mandorla” –almendra- del arte cristiano medieval; ciertos “laberintos” en el pavimento de las iglesias góticas, los rosetones de vitral de las mismas iglesias góticas…

En la cultura occidental, fue Carl G. Jüng (1875-1961) quien los utilizó en terapias con el objetivo de alcanzar la búsqueda de individualidad en los seres humanos. Jüng solía interpretar sus sueños dibujando un mandala diariamente, en esta actividad descubrió la relación que éstos tenían con su centro y a partir de allí elaboró una teoría sobre la estructura de la psique humana.

Según Carl Jüng, “los mandalas representan la totalidad de la mente, abarcando tanto el consciente como el inconsciente”. Afirmó que el arquetipo de estos dibujos se encuentra firmemente anclado en el subconsciente colectivo.

Para Jüng “el mandala es una forma arquetípica”, de ahí que aparezca en diferentes culturas lejanas entre sí, considera que la comprensión del arquetipo puede resultar curativa.



Justificación Psicoevolutiva

Siguiendo a Piaget, Wallon y Erikson, entre otros, el niño pasa por varios estadios de desarrollo hasta convertirse en adolescente y finalmente adulto. No hay homogeneidad en las clasificaciones, pero si en la denominación de tres fases de desarrollo: infancia, niñez, adolescencia. Son tres tipos de inteligencia distintas, tres maneras de abordar la realidad.

Para Jean Piaget (1896-1980), prestigioso psicólogo conductista,  todo el desarrollo de la inteligencia está en un proceso de estimulación entre los dos aspectos de la adaptación al medio, la asimilación y acomodación. Cuando un niño nace, dispone de una capacidad de desarrollo de potencial intelectual. El hecho de que pueda llegar más o menos lejos va a depender básicamente del esfuerzo que él haga, pero este esfuerzo va a estar condicionado por los estímulos que les ofrezca su entorno. La rapidez del avance, a través de los períodos de desarrollo de la inteligencia, está influida por el entorno sociocultural, aun cuando el orden de los estadios o fases permanezca inalterado. La mejor ayuda al desarrollo del niño es un medio ambiente que le estimule, que le resulte atractivo y gratificante.

Para  Henri Wallon (1879-1962),  psicólogo neoconductista y afamado neurólogo, la evolución es un proceso más discontinuo, con crisis y saltos apreciables, tiene un enfoque más pluridimensional. En la mayoría de los casos, la pintura puede tener un efecto preventivo, ya que por medio de ella los niños aumentan la conciencia de sí mismos y pueden superar las crisis de su desarrollo con mucha más facilidad.

Para Erik Erikson (1902-1994), psicoanalista norteamericano, el desarrollo se basa en los aspectos psicosociales del proceso evolutivo humano, la vida gira en torno a la persona y el medio. Cada etapa es avance o regresión de otras etapas.

Cuando hablamos de inteligencia hablamos también de creatividad infantil; en la escuela habrá que tener en cuenta que ésta se manifiesta y fomenta por medio de actividades expresivas, básicamente a través de la expresión dinámica (actividades lúdicas, el juego) y la expresión plástica (dibujo, pintura).

Sin descuidar la primera vamos a centrarnos en la segunda de las acepciones, introduciendo los mandalas como instrumento educativo para fomentar y desarrollar la creatividad en la escuela mediante el dibujo y la pintura, con un triple objetivo: Desarrollar los sentidos y la capacidad de percepción; fomentar la iniciativa personal, y estimular la imaginación favoreciendo la libre expresión.

Objetivos por ámbitos

En el ámbito cognoscitivo: Desarrollar la fluidez, flexibilidad y originalidad en las ideas del niño.

En el ámbito afectivo y social: Desarrollar actitudes creativas frente a distintas situaciones que se le presenten.

En el ámbito psicomotor: Favorecer que el niño se exprese de forma creativa con el uso de distintas técnicas plásticas.

Vamos a centrarnos en aquellos aspectos de desarrollo que más nos interesan para introducir el tema de los mandalas a nivel   psicopedagógico y didáctico. No importa el enfoque psicoevolutivo que sigamos, todos ello coinciden en que el éxito de la educación se logra cuando los niños se encuentran capacitados para enfocar la vida por sí mismos.

Ya desde el primer ciclo de Primaria comienzan a mostrarse la adquisición y desarrollo de algunas destrezas  en el niño. Las habilidades psicomotoras van aumentando hasta fines de la adolescencia (utilizar lápiz, escribir en pizarra, pintar dibujos, hacer dibujos, emplear instrumentos, juegos y deportes, bailes…). Además “el desarrollo de la creatividad debe de ir parejo al de la inteligencia” (Guilford, 1950). Se han podido establecer altas correlaciones entre creatividad e inteligencia. La educación ha de contribuir al desarrollo de la creatividad a través del lenguaje, el juego y la libre expresión creativa de los trabajos escolares para el desarrollo cognitivo y social más pleno.

Teniendo en cuenta todo lo anteriormente expuesto, la introducción de los mandalas en la Escuela deberá hacerse no sólo desde el área de Educación Plástica, sino como forma de expresión entroncada en todo el Currículo oficial de la  Educación Primaria.

Los mandalas ayudarán a la formación de la inteligencia, del razonamiento, del control y dominio del cuerpo, todo ello desde un prisma de predominio del pensamiento divergente o creativo.

1. Mandalas infantiles como estímulo al aprendizaje.
Todo es posible si el niño tiene estímulos. O. K. Moore ha demostrado que cualquier niño es capaz de alcanzar un nivel de rendimiento notable que sólo es posible si al niño se le confronta con los estímulos necesarios. Los MANDALAS suponen un estímulo motivador para cualquier aprendizaje de las distintas áreas del Currículo de Educación Primaria.

2. Mandalas infantiles como medio de expresión.
A través del dibujo, del color, el niño  se expresa. Expresa su mundo interior, pensamientos, ideas, estados de ánimo y relaciones con el mundo de un modo cada vez más complejo, desde los primeros garabatos a las creaciones artísticas más abstractas y elaboradas desarrollando con ello su psicomotricidad. Algunos autores actuales como Stern, Lowenfeld o Arheim han estudiado las formas de expresión del niño a través de la Expresión Plástica, afirmando su estrecha relación con el desarrollo integral del niño.

3. Mandalas infantiles como medio de comunicación.
El niño utiliza los recursos de la Expresión Plástica para desarrollar procesos de comunicación, tanto más ricos cuanto más lo sea el medio y los recursos que le estimulen y le orienten. A través de formas y colores utilizados con una u otra intención el niño busca comunicarse con los demás, comunicar su interpretación de la realidad, proyectar sus impresiones. A través de las imágenes de sus dibujos, de las producciones de sus pinturas, el niño intenta comunicar a sus interlocutores la realidad de un mundo interno que necesita compartir con los demás.

4. Mandalas infantiles como medio de producción.
Desde los garabatos, los remolinos, esferas a las producciones de mandalas más elaboradas, el niño va evolucionando en su creatividad productiva y habilidad psicomotriz.
En un análisis de la producción gráfica, Arnheim observa que los ángulos sustituyen a curvas, la continuidad a la discontinuidad, comenzando por el uso de figuras esféricas para pasar después a trazos rectos.

La producción plástica deberá ser tenida en cuenta como una faceta importante del desarrollo integral del niño en todas las edades.

5. Mandalas infantiles como técnica de relajación.

Un adulto ante un problema puede verbalizarlo expresando así sus sentimientos. Un niño se relajará  utilizando un tipo de expresión no verbal ya que no saben expresar con palabras sus sentimientos, puede entonces usar otro medio que no sean las palabras.
La actividad creativa de los mandalas en estos de niños tensos, introvertidos y con tendencia al aislamiento es muy útil.

Tradicionalmente la educación es analítica, todo tiene una relación de causa a efecto, los procesos siguen una lógica definida. Con ello se trabaja casi en exclusiva el hemisferio cerebral izquierdo que procesa la información verbal, que codifica y decodifica el habla.

Se ha dado muy poca importancia al hemisferio cerebral derecho que se dedica a la síntesis, combina las partes para formar un todo. La expresión en este hemisferio no es verbal, es por imágenes. Actualmente se dedica más tiempo a la expresión plástica, a la creatividad y a la expresión artística .Trabajar la educación artística de forma sistemática es abrir al niño a un mundo en que la fantasía y la percepción multisensorial  serán para él nuevas posibilidades de enriquecimiento y de expresión.

Aprender a percibir la belleza es fundamental ya que estimula el desarrollo integral de las capacidades humanas, que muchas veces quedan limitadas a lo estrictamente analítico.
Las técnicas de relajación son un medio indispensable de educación que lleva progresivamente al dominio de los movimientos y, como consecuencia, a la disponibilidad del ser entero.

6. Mandalas infantiles como medio de superación de situaciones emocionales negativas (fobias, ansiedad, temores nocturnos, acosos escolares, experiencias traumáticas).

Mientras se pinta en el subconsciente desaparecen los problemas porque nos encontramos en un estado de total relajación y concentración. Las respuestas de reacción a estados emocionales negativos van desapareciendo y poco a poco se transforman. Para el niño pintar o crear mandalas  puede ser un medio de autoterapia.

Por todo lo anteriormente expuesto, como docentes consideramos que no se debe desdeñar la importancia de los mandalas como un instrumento educativo más de importante valor psicopedagógico. Recomendamos la práctica en las escuelas, a todos los niveles y desde todas las áreas; en un mundo como el nuestro cada vez más carente de valores no está de más ayudar a que nuestros alumnos descubran su mundo interior y canalicen de forma positiva sus energías.

Algunos modelos de mandalas sencillos:






CRITERIOS DE EVALUACIÓN