EducacIoN ActuaL

Bienvenidos sean todas y todos a este espacio creado para el intercambio informativo y pedagógico.Pocoyo

Buscar este blog

Cargando...

lunes, 27 de junio de 2016

¿Debo cambiar de escuela a mi hijo? ¿Cómo puedo saber si le afectará? ¿Cómo los padres pueden ayudar a sus hijos a superar el cambio?




Son muchos los padres que buscan en estas fechas cupos en el colegio para el próximo año escolar de sus hijos.

Tomar una decisión precipitada puede ocasionarnos muchos disgustos, por lo que conviene dedicar tiempo suficiente a pensar y a valorar pros y contras, para no dejarse llevar por impresiones fugaces.

Para enfocar bien la elección, antes que pensar en "el mejor colegio" hay que preguntarse  si es "el mejor colegio para su hijo"

Lo fundamental es visitar la escuela. Saber cómo son las aulas, los profesores y  las instalaciones. Es necesario recordar que todos los niños son diferentes y presentan distintas necesidades, éstas deberán ser atendidas en forma particular. Un mismo colegio no funciona para todos los niños y todas las familias.





El niño debe sentirse cómodo en el ambiente escogido para aprender.La adaptación dependerá de los motivos que hayan provocado el cambio. Será más difícil si el niño no quería cambiar y ha sido decisión de los padres, ya sea por necesidad o por rendimiento académico o amistades.

Un error que cometen algunos padres es: cambiar de colegio, en colegio a sus hijos porque en la escuela actual les han mencionado que el niño, niña o adolescente no puede estarse quieto, pierde el control con facilidad, lastima a otros niños y que no respeta las normas de la institución…Existen padres que le atribuyen el problema a los docentes, compañeros de clases…Pero nunca asumen o entienden que el problema grave es su hijo(a)… Y que aunque los cambie de escuela, se repite siempre esa misma dificultad…La recomendación es llevar a sus hijos a un especialista que oriente su conducta…Como padre quiere lo mejor para sus hijos por eso, sea humilde y reconozca…No se ciegue, cambiar de colegio constantemente, no  es la solución…Eso no le brinda estabilidad emocional, ni seguridad…Y  si tantas personas…Incluso pueden ser familiares, le han señalado que hay un problema no lo ignore…Atiéndelo, pronto.

¿Qué hacer si, ya el cambio está decidido?

1. Lo primero es estar conscientes como padres que todo cambio afecta y genera una angustia y preocupación, tensión, ansiedad, enojo, y rebeldía.

2. Explicarle la necesidad del cambio y las adecuaciones, así como considerar sus sentimientos, le dará más confianza y seguridad.

3. Los padres deben darle tranquilidad y hacerle ver el lado positivo de la nueva experiencia. Además, fomentarle el acercamiento con su nueva maestra (o).

4. Se le debe brindar confianza, seguridad y autoestima para que descubra sus potencialidades y áreas de desarrollo para un desarrollo integral.

5. Que participe en dinámicas de integración: como equipos deportivos, conversaciones, que busque intereses comunes con otros niños y niñas de esta forma tendrá más oportunidad de conocer a otros compañeros y hacer amistades.

Es aconsejable que cada día le pregunte cómo se sienten en su nueva escuela para conocer su opinión, porque lo más importante es la comunicación en familia… Y si puede acompañarlo, hasta la escuela  el primer día de clases, acompáñelo… No esta demás. 

           Les deseo éxito para el nuevo año escolar.

Seres indeseables que pueden perjudicar la salud de nuestros niños, niñas y adolescentes...Los Piojos.





Existen unos seres problemáticos en las escuelas y que si no se controlan se convierten en una epidemia en las escuelas. Y son…Los piojos ellos existen desde hace miles de años, históricamente el primer reporte de su existencia data del año 6900 AC. Probablemente tú también los tuviste en tu infancia o tus hijos los tuvieron en algún momento…Aunque a muchos les cueste admitirlo.

Los piojos son insectos, en estricto rigor se trata de ectoparásitos sin alas. Hay más de 3250 especies. Se pueden encontrar en todos los estratos sociales.




El síntoma clásico por la infestación por piojos es la picazón del cuero cabelludo, pudiéndose encontrar los huevos adheridos al pelo o piojos vivos cercanos al cuero cabelludo. Lo más frecuente de encontrar son los huevos, que se parecen a escamas de caspa, pero que al tratar de desprenderlos, quedan adheridos firmemente al pelo.

El período de incubación de los huevos es entre 7 a 10 días y viven hasta 30 días, pero no pueden estar más de 48 horas sin alimentarse de sangre

Cómo se contagian los piojos…de la siguiente forma:

Al estar en contacto cercano con una persona que tenga piojos.
Al estar en contacto con la ropa o ropa de cama de alguien con piojos.
Al compartir toallas, peinetas o cepillos para el pelo con alguien que tiene piojos.



Para eliminarlos, existen varias alternativas como:

Peine metálico:Es la alternativa más económica, ampliamente difundida, de bajo costo. Hay que realizar el peinado cada 3 días durante 2 semanas.

El champú especial para eliminar piojos: que contienen La permetrina al 1% es uno de los agentes más conmúnmente utilizados, el cual está aprobado para su uso en niños mayores a 2 meses.

Hay que dejarla en el pelo por al menos 10 minutos y luego secar el pelo con una toalla. Se recomienda no usar acondicionador, porque disminuye el efecto de la permetrina. En caso de encontrar liendres vivas dentro de los primeros 7 días post aplicacion de permetrina, uno debería repetir el tratamiento.

Existen algunos remedios caseros que también resultan efectivos y sobre todo económicos.

Hojas de eucalipto

El olor penetrante de las hojas de eucalipto ayuda a eliminarlos en poco tiempo, ya que altera el ambiente ideal para los piojos.

¿Cómo utilizarlo?

Incorpora unas cuantas hojas de eucalipto en una olla con agua hirviendo, déjala al fuego 5 minutos más y luego retírala.

Cuando haya reposado unos minutos y esté tibia, utiliza el líquido de la infusión para enjuagar la cabeza, desde las raíces del cabello.

Hojas de romero

El romero se conoce como una de las mejores hierbas para el cuidado capilar, ya que tiene propiedades que fortalecen el pelo, frenan la caída y ayudan a mantenerlo libre de plagas como los piojos y las liendres.

¿Cuál debe ser su  preparación?

Consigue hojas de romero fresco e incorpóralas en una olla con agua hirviendo durante 5 minutos.

Déjalo enfriar el tiempo necesario y luego utiliza el líquido para lavar el pelo de la raíz hasta las puntas.

Aceite de coco

Es bueno para combatir los piojos y, de paso, aportarle nutrición al cabello.Este ingrediente tiene propiedades antibióticas y antivirales que previenen infecciones y hongos para un cabello más saludable.

¿Cómo funciona?

Toma unas cuantas gotas de aceite de coco y aplícalo con suaves masajes por todo el cuero cabelludo.

Lo puedes utilizar  para peinar, ya que suaviza el cabello y le deja un brillo único.

Recuerde lavar sábanas y almohadas…Si tienes una niña mándala al colegio con el cabello recogido, esto impedirá que se les pegue fácilmente.

Esperamos que esta información sea de utilidad y evite la propagación en las escuelas.

¿Qué podemos hacer durante las vacaciones escolares con nuestros hijos?


Las vacaciones se aproximan, a los niños, niñas y jóvenes les sirven, como a los adultos, para oxigenarse, recuperar fuerzas, tener un nuevo impulso y 'cargar las pilas' para el curso siguiente.

El período de vacaciones puede convertirse en un “dolor de cabeza” al no saber qué hacer con sus hijos…

¿Qué cosas se pueden hacer?

Convertir las manos en posibilidades para crear: realizando manualidades sencillas en el hogar, para crear hermosos trabajos con cartón reciclado, títeres con aquellas telas o medias que no utilicen.

Aprender a tocar un instrumento musical, escuchar música o participar en clases de danza o cualquier otro baile que sea de su interés.

Realizar deportes: montar bicicleta  y visitar  parques nacionales o museos que no tienen costos tan elevados para el disfrute de toda la familia.

Colaborar con las tareas del hogar, comunicarse con sus hijos mientras realizan las actividades domésticas.

Ver películas en el hogar como familia, reflexionar sobre el contenido, los personajes, la trama, para identificar qué opinan.

Retome juegos con sus hijos como el: Dominó, Ajedrez, Ludo…U otro juego que tengan en casa. Ayúdelos a construir papagayos con material reciclado, por ejemplo. Construir rompecabezas.

No descuide que un rato de lectura, algún dictado corto, ejercicios de matemáticas... Son tareas que no les llevarán más de media hora… Pueden ser 10 o 25 minutos de repaso en todo su día, esto será muy beneficioso para que se mantengan activos y no detengan su proceso de aprendizaje.

Los trabalenguas, se les llama también destrabalenguas, son frases en las que aparecen palabras que riman o con sílabas reiterativas y resulta difícil pronunciarlas, al repetirlas uno puede equivocarse varias veces y decir palabras graciosas.

Está considerado como juego terapéutico, porque ayuda a los niños a mejorar su pronunciación cuando presentan dificultad en esta habilidad y ayuda la correcta lectura en voz alta de los niños, eso quiere decir que no es recomendable que los niños memoricen los trabalenguas.

Algunos Trabalenguas:
1
Erre con erre, guitarra;

erre con erre, carril:
rápido ruedan los carros,
rápido el ferrocarril.

2
Mariana Magaña 

desenmarañará mañana
la maraña que enmarañara
Mariana Magaña

3
María Chuchena su choza techaba, 

y un techador que por allá pasaba, 
le dijo: 
-Chuchena, 
¿tú techas tu choza, o techas la ajena?

4
Pepe Peña pela papa, 

pica piña, pita un pito, 
pica piña, 
pela papa, 
Pepe Peña.

5
El hipopótamo Hipo 

está con hipo.
¿Quién le quita el hipo
al hipopótamo Hipo?
6
Paquito picotea,
poquito a poquito,
pico que te pico
con el piquito.

7
En la plaza de Constantinopla hay un árbol.
En el árbol hay una rama.
En la rama hay una lora.
En la lora hay un pata.
En la pata hay una uña.
En la uña hay una bacteria.
La bacteria en la uña.
La uña en la pata.
La pata en la lora.
La lora en la rama.
La rama en la plaza de Constantinopla.



Entonces padres a trabajar los trabalenguas con los niños en el hogar durante las vacaciones...Una forma divertida de reforzar la lectura, se convertirá en una experiencia divertida y educativa.

Recuerda que no siempre es necesario gastar mucho dinero para entretener y divertir a los niños. Con tiempo, amor y un poco de imaginación, se pude lograr que pasen una buena temporada vacacional.

lunes, 20 de junio de 2016

Los nuevos elementos de la tabla periódica 2016

Los libros de química de todo el mundo quedaron desactualizados después de que la Unión Internacional de Química Pura y Aplicada confirmó esta semana el hallazgo de cuatro elementos nuevos.

Se trata de los elementos 113, 115, 117 y 118, descubiertos en las últimas dos décadas por científicos rusos, japoneses y estadounidenses. Estos completan la séptima fila de la tabla periódica.



 La Unión Internacional de Química Pura y Aplicada, que decide sobre qué elementos incluir en la tabla periódica, presentó su propuesta para que sea revisada. Los nombres fueron propuestos por las mismas personas que los descubrieron.

Estas son las propuestas hasta el momento:

• Elemento 113: Nihonium, símbolo Nh, fue descubierto en Japón en el instituto RIKEN y la palabra ‘nihon’ es un término en japonés para decir Japón.

• Elemento 115: Moscovium, símbolo Mc, fue descubierto en Rusia.

• Elemento 117: Tennessine, símbolo Ts, fue descubierto por científicos de Tennessee, Estados Unidos.

• Elemento 118: Oganesson, símbolo Og, en honor al físico nuclear ruso Yuti Oganessian.

Hasta el momento sólo se han enviado estos nombres y la revisión termina en noviembre.

Desde el 2011 no se incluían elementos en la famosa tabla. Los cuatro elementos, conocidos por sus números, llenaron la séptima línea de la tabla cuando la organización confirmó su existencia en diciembre pasado.

Los niños superdotados... ¿Cómo identificarlos?


Es muy difícil saber cuántos niños superdotados hay en América Latina, pues depende de los parámetros de medición de cada país. Algunos países estiman que entre 1-2% de su población es superdotada, otros aseguran que representa 5% mientras que varios apuntan a que es 10-15% de su población.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define a una persona superdotada como "aquella que cuenta con un coeficiente intelectual superior a 130". Sin embargo, reconocer a un niño superdotado no es fácil.

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) ha advertido que muchos niños, niñas y adolescentes con necesidades educativas especiales del mundo enfrentan altas barreras para acceder a una educación de calidad, en especial, “los alumnos más capaces, ya que se supone, de manera errónea, que a ellos les irá bien sin necesidad de mayores recursos”

Los jóvenes talentosos requieren en esencia tres cosas: adaptaciones curriculares, aceleración educativa y maestros que conozcan sus características y necesidades.




Según la Fundación El Mundo del Superdotado, las 10 principales señales son:

1. Aprenden a leer muy pronto y tienen gran facilidad con los números.

2. Les gusta estar con niños mayores.

3. Están en su mundo, abstraídos en sus cosas y son bastante despistados.

4. Son muy sensibles.

5. Piensan rápido, aprenden rápido y tienen muy buena memoria.

6. Son muy exigentes con ellos mismos y con los demás.

7. Son hiperactivos mentales, y tienen muchos intereses a la vez.

8. Son niños con baja autoestima, retraídos y/o con problemas de conducta, y con poca resistencia a la frustración.

9. Tienden a cuestionar las normas y la autoridad.

10. Son imaginativos, preguntan mucho y tienen un sentido del humor especial.




Los niños superdotados generalmente... No son:

Niños con alto rendimiento, por el contrario es frecuente el fracaso escola.

Niños motivados, si no reciben educación especial suelen estar aburridos y desmotivados.

Niños con Trastorno por Déficit de Atención y no necesitan medicación. Solo se aburren.

Niños Hiperactivos, y no necesitan medicación. Necesitan hacer cosas que les interesen.

Niños con Trastorno Negativista Desafiante. Se rebelan porque nadie les comprende.

Niños con Trastorno de Evitación. Evitan a los demás porque les rechazan.

Niños enfermos. La superdotación no es una enfermedad, es un regalo.

Niños problemáticos, si dan problemas es porque necesitan ayuda.

Niños que no necesitan nada, tienen Necesidades Educativa Especiales según la Ley.

Niños imposibles, necesitan cariño, atención y apoyo para ser felices, como todos.

Así que muy atentos los padres y maestros que confunden esta capacidad con hiperactividad y con la falta de atención, sin embargo, en muchos de estos casos, se trata de menores con un cociente intelectual que supera los 130, lo que los transforma en superdotados.


Diferencia entre Superdotación, Altas Capacidades y Niños Precoces

Hay bastante confusión, dependiendo de diferentes autores y estudiosos del tema, respecto a los conceptos de Superdotación y Altas Capacidades.

Aunque se utilizan indistintamente, en general, creemos que hablamos de Altas Capacidades con niños que presentan un CI Total próximo o superior a 130 en las pruebas de Inteligencia (normalmente las escalas Weschsler: WPPSI-III, WISC-IV, WAIS). También deberían tener en todas las áreas del perfil cognitivo (Verbal, razonamiento perceptivo, memoria de trabajo, velocidad de procesamiento en el WISC-IV) puntuaciones alrededor de 120 o superiores, es decir, no habría áreas por debajo de la media normativa.

Aunque suele utilizarse el valor de 130 como punto de corte, debemos asumir el error de medida y ser cautos, teniendo en cuenta que las Altas Capacidades son más que un número y siendo esta una condición necesaria no es suficiente.

Las Altas Capacidades deben asociarse también al factor de creatividad y conjunto de características de funcionamiento del niño que aquí se exponen.

La Superdotación entendemos que es un nivel extremadamente elevado de competencia en determinadas áreas pero difícilmente ese nivel se mantendrá en todas las restantes.

Son niños que pueden destacar en todo pero su genialidad se expresa en un campo determinado ya sean las matemáticas, lenguaje u otro. Este matiz puede hacerlos algo diferente de los niños que denominamos con Altas Capacidades.

En definitiva La Superdotación la entendemos como el hermano mayor del Talento llevado a su extremo más alto.

En ambos casos las Altas Capacidades o La Superdotación comparten un patrón de temperamento o personalidad caracterizado normalmente por algunos de los siguientes factores, si bien cada niño es diferente: hipersensibilidad, afán de protagonismo o liderazgo (que, a veces, no consiguen), baja tolerancia a las críticas o cuestionamientos de sus puntos de vista, gran riqueza de vocabulario y para argumentar sus demandas, memoria excepcional, perfeccionista, muy autoexigente, sentido del humor peculiar, sofisticado.

Por su parte, hablamos de Niños Precoces cuando presentan un avance significativo en algunos hitos evolutivos en un momento dado de su ciclo de desarrollo (hablan antes con mucho vocabulario, aprenden a leer con solo 4 años, etc.). Son niños que aprenden rápido y bien marcando diferencias con sus compañeros, si bien, puede que no presenten otros síntomas de altas capacidades como la creatividad o la implicación en la tarea.

En edades tempranas (menos de 6,7 años) aunque las puntuaciones obtenidas en los Test de Inteligencia estén dentro de los valores necesarios de altas capacidades o superdotación, no se puede afirmar que estos niños vayan a pertenecer en un futuro a este grupo.

La razón fundamental es que los niños a estas edades experimentan todavía muchos cambios a nivel físico y psicológico, pudiendo presentar en años posteriores una normalización de sus aprendizajes respecto a su grupo de iguales.

Sí que es cierto que dentro de este grupo de "avanzados" bastantes de ellos consolidarán los rasgos necesarios para confirmar sus capacidades. De todas formas esto tendrá que verificarse en edades más avanzadas (a partir 11-12 años).

Podemos concluir afirmando que prácticamente todos los niños que se ha confirmado que poseen Altas Capacidades, han presentado aprendizajes avanzados para su edad desde pequeños. No obstante, no todos los niños que han presentado estos aprendizajes tempranos han acabado en Altas Capacidades a edades mayores.

Respecto a las pruebas para verificar el Coeficiente Intelectual (CI) que no la superdotación tal como hemos insistido, destacamos las siguientes:

K-ABC: Batería Evaluación de Kaufman para niños (de 2,5 a 12,5 años)

WPPSI-III: Escala de inteligencia para preescolar y primaria (2,5 a 7,3 años)

WISC-IV: Escala de inteligencia de Wechsler para niños (6 a 17 años)

Otras pruebas complementarias para evaluar las diferentes capacidades, estilos cognitivos, potencial de aprendizaje o conducta:

DAT-5: Test de aptitudes diferenciales. Analiza 7 aptitudes básicas: Razonamiento verbal; Razonamiento numérico; Razonamiento abstracto; Aptitud espacial; Comprensión mecánica; Atención y dotes perceptivas y Ortografía.

EFAI: Prueba colectiva para la evaluación factorial de las aptitudes intelectuales. Aplicable a partir de los 8 años.

BAS-II: Prueba individual. Evalúa en profundidad la capacidad intelectual y las habilidades importantes implicadas en el aprendizaje. Aplicable de 2 a 17 años.

EPA-2: Para evaluación del potencial de aprendizaje. A partir de 5 años y aplicable colectivamente en pequeños grupos.

BASC: Prueba para la evaluación en niños y adolescentes de los aspectos adaptativos e inadaptativos de su conducta. Según edad contiene diferentes modelos (autoinforme, forma para padres y para maestros). Nos proporciona un perfil con el que podemos detectar la presencia de factores emocionales (retraimiento, somatizaciones, etc.) y de conducta (habilidades sociales, agresividad, atención, etc.).


Si no se detecta a tiempo la superdotación puede ocurrir que el niño se sienta desmotivado y se aburra en el colegio. Además, un problema añadido es, que el profesorado no suele estar preparado para identificar esta cualidad intelectual y no saben potenciar sus capacidades. Así que es necesaria la evaluación de un especialista para identificar a los niños con un alto grado de coeficiente intelectual.