EducacIoN ActuaL

Bienvenidos sean todas y todos a este espacio creado para el intercambio informativo y pedagógico.Pocoyo

Buscar este blog

Cargando...

jueves, 2 de julio de 2015

Realiza Diversos Tipos de Actividades Educativas Interactivas: Rompecabezas, Asociaciones, Ejercicios de Texto, Palabras Cruzadas en un Solo Click



CREA Y ADAPTA ACTIVIDADES EDUCATIVAS PARA TUS ESTUDIANTES DE ACUERDO A SU NIVEL O ETAPA DE ESCOLARIDAD. NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES, DE ACUERDO A LA MATERIA O CONTENIDO QUE DESARROLLARAS EN TUS CLASES.


¿CÓMO LO PUEDES LOGRAR?


Lo puedes lograr a través de JClic está formado por un conjunto de aplicaciones informáticas que sirven para realizar diversos tipos de actividades educativas: rompecabezas, asociaciones, ejercicios de texto, palabras cruzadas ...


Las actividades no se acostumbran a presentar solas, sino empaquetadas en proyectos. Un proyecto está formado por un conjunto de actividades y una o más secuencias, que indican el orden en qué se han de mostrar.

El antecesor de JClic es Clic, una aplicación que desde 1992 ha sido utilizada por educadores y educadoras de diversos países como herramienta de creación de actividades didácticas para sus alumnos.

JClic está desarrollado en la plataforma Java, es un proyecto de código abierto y funciona en diversos entornos y sistemas operativos.

El sistema operativo que esta instalado en los portátiles CANAIMA escolares cuentan con esta aplicación.




A lo largo de este tiempo han sido muchos los educadores y educadoras que lo han utilizado para crear actividades interactivas donde se trabajan aspectos procedimentales como diversas áreas del currículum, desde educación infantil hasta secundaria.

Puedes lograr un aprendizaje significativo a través de la lúdica...Por ejemplo: 

JClic permite realizar siete tipos básicos de actividades:

Las asociaciones pretenden que el usuario descubra las relaciones existentes entre dos conjuntos de información.


Los juegos de memoria donde hay que ir descubriendo parejas de elementos iguales o relacionados entre ellos, que se encuentran escondidos.


Las actividades de exploración, identificación e información, que parten de un único conjunto de información.

Los puzzles, que plantean la reconstrucción de una información que se presenta inicialmente desordenada. Esta información puede ser gráfica, textual, sonora ... o combinar aspectos gráficos y auditivos al mismo tiempo.


Las actividades de respuesta escrita que se resuelven escribiendo un texto (una sola palabra o frases más o menos complejas).

Las actividades de texto, que plantean ejercicios basados siempre en las palabras, frases, letras y párrafos de un texto que hay que completar, entender, corregir u ordenar. Los textos pueden contener también imágenes y ventanas con contenido activo.


Las sopas de letras y los crucigramas son variantes interactivas de los conocidos pasatiempos de palabras escondidas.


 ¿Se puede utilizar JClic en ordenadores sin conexión a Internet?


Sí, por supuesto. En la página de descarga e instalación: http://clic.xtec.cat/es/jclic/  se incluyen los archivos necesarios para utilizar JClic en ordenadores "desconectados", y en este documento se explica detalladamente el proceso a seguir para realizar la instalación del programa y de los proyectos que nos interesen.

Si el computador tiene el sistema instalado el docente crea su proyecto o actividades en JClic Author ...Los educandos podrán acceder al proyecto en JClic Author.

A continuación suministro una guía informativa que te permitirá manejar más información al respecto...Éxito y recuerden compartir o comentar como les fue en sus proyectos...Es una forma de intercambiar experiencias educativas...




martes, 23 de junio de 2015

La importancia de una Escuela para Padres





Debido a la situación apremiante de la crisis de valores y desintegración familiar en la actualidad es necesario proporcionar a los Padres y Madres de Familia elementos que le permitan el ejercicio de nuevas formas de relación con sus hijos, mediante el fomento de la autoestima; una adecuada comunicación entre ellos y sus hijos; la práctica del estímulo como medio de crecimiento personal y familiar; el conocimiento y ejercicio de los objetivos del comportamiento adecuado y la aplicación de las consecuencias lógicas y naturales, como procesos disciplinarios para la auto-conducción de los hijos



¿Cuándo inicia la escuela para padres y cuál es su fundamento?

En Francia se creó la primera Escuela de Padres  en el mundo FEDERATION NATIONALE DES ECOLES DE PARENTS ET DES EDUCATEURS, fundada en París por Marguerite Verina Lebrun (1883-1959)

Principios de la Escuela de Padres

1.         La familia es la primera responsable de la educación de los hijos y debe ser ella el primer sujeto – objeto de su formación.

2.         Es deber de los padres crear un ambiente de familia animado por el amor hacia la familia que favorezca la educación integral de todos los miembros que la conforman.

3.         La escuela de padres como respuesta a la urgente necesidad del presente momento, inserta a los padres como agentes activos de su misma educación y se propone dentro de sus objetivos acompañarlos en este proceso.

4.         La escuela para padres tiene como misión prioritaria formar a los padres en su tarea de agentes de cambio en la sociedad.

5.         La escuela para padres debe orientar a la familia dentro de las bases ideológicas del grupo familiar.

Filosofía de la Escuela de Padres

La familia, célula básica de las sociedad y principio de vida “primera educadora de los hijos y formador de personas capaces de trabajar por el desarrollo”, debe encontrar caminos que le permitan responder a esta delicada tarea de constituirse en presencia humana en la gestación de una nueva sociedad.

Bases Legales en Venezuela para Implementar la Escuela para Padres

Existe toda una fundamentación que avala la ejecución de una propuesta para la conformación de la escuela de padres como alternativa para mejorar el rendimiento estudiantil, que se encuentra en la Constitución Nacional (1999), la LOPNA, la Ley Orgánica de Educación (1980) y el Reglamento de la Ley Orgánica de Educación.

La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (1999), en sus Artículos 75 y 76, establece el carácter protector del Estado hacia la familia, el deber compartido del padre y la madre de criar, educar y asistir a sus hijos; así mismo en el Artículo 103 plantea el derecho a una educación integral, obligatoria en todos los niveles. 

La Ley Orgánica de Educación (1980), en el Artículo 13 promueve la participación de la familia y de la comunidad en el proceso educativo.

El Reglamento de la Ley Orgánica de Educación (1986), mediante el Artículo 23 plantea que "todos los órganos de la comunidad educativa" deben atender hacia la formación de hábitos de comportamiento de los alumnos para "propiciar un mejor ajuste con su ambiente familiar...". 

El Ministerio de Educación, mediante Resolución Nº 133 (1993), crea el Programa Permanente de Educación por la Familia y la Comisión Nacional de Educación por la Familia, con el propósito de fortalecer los lazos afectivos de la familia venezolana. 

La Ley Orgánica para la Protección del Niño y del Adolescente (LOPNA, 1999), en sus Artículos 5, 13 y 54, establece la obligación de la familia, el padre, la madre o el representante de garantizar la educación de los niños - adolescentes, y de participar activamente en su proceso educativo. 

De esta manera se refleja que la creación de la Escuela para Padres es viable desde el punto de vista legal, ya que cada una de estas leyes en sus diversos articulados protegen a la familia, resguardan al niño y al adolescente; establecen el deber compartido del padre y la madre de participar activamente en la educación integral de sus hijos.






¿Por qué es necesaria una escuela para padres en las instituciones educativas?

La afectividad es imprescindible para el ser humano en todas las etapas de la vida. Para un crecimiento integral y equilibrado, más allá de las necesidades corporales y junto con el cultivo de la inteligencia y de la voluntad, es necesario atender también al desarrollo de la afectividad.

Distintas investigaciones indican que, no sólo el conflicto familiar explícito o el propio modelo de consumo de drogas por los padres son importantes factores de riesgo; sino que, junto a ellos, un "clima familiar negativo" y "baja vinculación (apego) a la familia" son condiciones que hacen más probable el desarrollo de conductas de riesgo psicosocial.

Unas buenas relaciones afectivas en la familia ejercen un efecto reforzador sobre otros factores de protección individuales, como la autoestima, la seguridad en uno mismo, facilita las interacciones y la empatía.

La comunicación es un vehículo imprescindible de la expresión afectiva. Una buena comunicación afectiva en el ámbito familiar tiene una repercusión positiva sobre factores de protección individuales: aumenta la asertividad de los hijos, les da claves para el manejo de la presión del grupo y les capacita para la toma de decisiones.

Por tal razón la escuela para padres, propicia  un espacio para que los padres tengan la oportunidad de capacitarse mejor, no sólo con el fin de que puedan conocer y comprender mejor a sus hijos, si no para que se integren en forma activa y eficiente al proceso educativo de sus hijos, aplicando principios didácticos, pedagógicos y metodológicos, los cuales deben ser impartidos a los padres de familia por la Escuela para Padres, instituciones o miembros capacitados de la comunidad.


Algunos padres de familia han comprendido que necesitan orientación.  Que la reacción tenía que ser la de tratar de comprenden y analizar lo que estaba sucediendo, capacitándose para estar abiertos a lo que fuera razonable, aceptando la situación de ser educados permanentemente y fue así como surgieron los movimientos de escuelas para padres en el mundo, más que como una moda, como una necesidad.



A continuación les suministro alguna información complementaria que les ayudará a organizar y  planificar su escuela para padres en sus instituciones educativas. Y las que ya la poseen será un material de análisis para reforzar lo que han aplicado hasta los momentos...












domingo, 7 de junio de 2015

La música es la mejor terapia para los niños, es vitamina para el cerebro y facilita el aprendizaje




La influencia de la música es conocida desde tiempos inmemorables. La música tiene un gran poder, además de ofrecer una experiencia placentera de aprendizaje, estimula la imaginación y la creatividad en los niños.

Son muchos los expertos que coinciden en que la música tiene un gran poder de sanación y más aún si se trata de los niños.

Para la experta en musicología, Yaneth Hurtado, el sonido de una nota musical es la mejor terapia para cualquier infante.

“Son increíbles los avances y todos los cambios que puede generar la incursión de un niño con condiciones especiales en la música, los llena de vida, los estimula e impulsa a seguir adelante”, señaló.

Hurtado, quien desde hace nueve años se desempeña como directora del Centro Integral de Estudios Musicales Victoria Almenar de Arreaza (Ciemva), destacó que muchos padres incluyen actividades relacionadas con las artes musicales dentro del proceso de aprendizaje de sus niños, tengan o no una necesidad especial, como opción para que drenen energía y desarrollen sus destrezas.

“Muchos representantes llegan aquí buscando una cátedra extra, no vienen con la idea de que los chicos hagan carrera, pero cuando perciben los cambios que experimentan los chamos los dejan, ya que ellos se transforman, se desenvuelven mejor en sus actividades diarias, desarrollan todas sus habilidades y destrezas al máximo, esto una vitamina para el cerebro”, sentenció.

Un experimento desarrollado por psicólogos canadienses ha comprobado que la enseñanza musical acelera el desarrollo del córtex cerebral de los niños de maternal y primaria, así como que tiene un efecto positivo sobre la memoria y la atención de los más pequeños. La mejora de la capacidad de memorización alcanzada gracias a la música facilita el aprendizaje de la lectura, de la escritura y de las matemáticas, así como el desarrollo de la capacidad de ubicarse en un entorno e incluso el coeficiente intelectual.

La música mejora las capacidades cognitivas de los niños, según un estudio que publica la revista Brain. El estudio fue desarrollado por psicólogos de la Universidad Master de Canadá, que compararon los efectos del aprendizaje de la música sobre la sensibilidad de los niños y sobre su capacidad de memorización.



¿Qué es el efecto Mozart?

El efecto Mozart es uno de los temas sobre educación que más llama la atención de maestros y padres. Es una teoría  producto de la investigación de los doctores Francis Rauscher y Gordon Shaw; se basa en los estímulos cerebrales que se dan en un individuo al escuchar ciertas obras del ya citado autor, las cuales poseen cualidades muy particulares que las distinguen, pues los ritmos, melodías, métrica, tono, timbre y frecuencias estimulan el cerebro, especialmente en aquellas zonas  relacionadas con el hemisferio derecho (función espacio-temporal). La música provoca vibraciones cognitivas y emotivas que desembocan en el campo de la conducta de los niños e inciden directamente sobre la concentración, la atención y la memoria, fundamentales en el proceso de aprendizaje.

En los años preescolares la creatividad y las habilidades artístico-expresivas se encuentran en plenitud. Lejos de las reglas y pautas del marco social, los niños tienen la posibilidad de “jugar” con su voz, con su cuerpo y con instrumentos musicales en forma desenfadada y espontánea, dando rienda suelta a las emociones y a la imaginación.

Como puede estar la música involucrada en el proceso de aprendizaje de la socialización
La música es un lenguaje simbólico que permite a los niños exteriorizar su mundo interno así como también interpretar el mundo a su alrededor, facilitando la libre expresión de sus sentimientos, sus sensaciones, sus fantasías y su realidad. Pero la música también funciona como medio para interactuar con los otros, como un lenguaje común y compartido que favorece la comunicación y el desarrollo de las habilidades sociales.

Los diálogos sonoros, los cambios de roles que se juegan en una improvisación, el uso del cuerpo y el movimiento para “contar” cosas, los juegos rítmicos, el aprendizaje de canciones, son algunas de las actividades musicales que estimulan al ejercicio de la comunicación, el respeto por el tiempo propio y ajeno, la aceptación y valoración de las diferencias y, sobre todo, la socialización. Y la música es, fundamentalmente, una manifestación artística y cultural que, como tal, desarrolla en los niños la sensibilidad, la creatividad, las aptitudes artístico-musicales y la inserción en la cultura de origen.

¿Cuáles son los mejores temas o músicas para implementar en el salón de clases?

Como podrás suponer, todas las canciones no son igualmente válidas para potenciar el lenguaje, debemos apostar por aquellas en las cuales la fonética tenga un papel preponderante y que posean una letra corta (no más de dos minutos) y con sonidos relativamente sencillos que el niño pueda imitar. Por supuesto, el o la docente se debe encargar de que la pronunciación sea perfecta.


Obviamente, las canciones deben gustarle al grupo. Para conseguirlo no basta con que el ritmo sea divertido y animado, también es necesario que el tema involucre de alguna manera al jovencito, quizás incitándolo a cumplir determinados movimientos, a hacer ciertos sonidos o aprender frases o contenidos que se deseen fijar en su proceso de aprendizaje.

Comparto algunos vídeos y canciones que pueden utilizar en el salón de clases:




En esta canción se pueden cambiar aleatoriamente la forma de nombrar los objetos para reforzar la importancia de seguir instrucciones.



En esta canción se pueden cambiar aleatoriamente las instrucciones se pueden utilizar palmadas, pasos, movimientos corporales o sonidos imitando a los animales o el sonido de algunos objetos.

Canciones para reforzar matemática:



EL BARQUITO
Había una vez un barco chiquitito,
había una vez un barco chiquitito,
había una vez un barco chiquitito,
y el barquito, el barquito no sabía navegar.
 http://cremc.ponce.inter.edu/carpetamagica/images/Yacht-02-june.gif
Pasaron una, 2, 3, 4, 5, 6, 7, semanas,
pasaron una, 2, 3, 4, 5, 6, 7, semanas,
pasaron una, 2, 3, 4, 5, 6, 7, semanas,
y el barquito, el barquito no podía navegar.
y el barquito, el barquito no podía navegar.



PARA IMPROVISAR 

Una y dos, CA
Una y dos, FE
Una y dos, CAFÉ
 
Una, dos, tres,
pluma, tintero y papel,
para escribir una carta a mi querida maestra,
para decirle que venga para compartir con con ella. 
Nota: se pueden variar las palabras y cambiarlas a trisílabas, polisílabas aleatoriamente.



DE CINCO EN CINCO 

Si de cinco en cinco
tu quieres contar,
cuenta las estrellas
para comenzar.
Cinco y cinco estrellas
diez estrellas son,
y cinco son quince
del mismo color.
 
Quince y cinco veinte,
todas como el sol,
sigue con el cuento
que me canse yo.



PARA MULTIPLICAR

  
Al ritmo de la bomba aprendo,
las tablas del cinco y seis.
 
Al ritmo de la bomba aprendo,
las tablas del cinco y seis.
5 x 1 = 5
5 x 2 = 10
5 x 3 = 15
5 x 4 = 20
5 x 5 = 25
5 x 6 = 30
5 x 7 = 35
5 x 8 = 40
5 x 9 = 45
6 x 1 = 6
6 x 2 = 12
6 x 3 = 18
6 x 4 = 24
6 x 5 = 30
6 x 6 = 36
6 x 7 = 42
6 x 8 = 48
6 x 9 = 54
Al ritmo de la bomba aprendo,
las tablas del cinco y seis.
 
Al ritmo de la bomba aprendo,
las tablas del cinco y seis.


FIGURAS  GEOMÉTRICAS

Traigo aquí una sorpresa,
que te quiero regalar.
¿Será redonda, será cuadrada,
o será triangular?
¿Será elipse, ovalada,
o será rectangular?
¿Será pequeña o será grande?
dime tú cómo será.




VAMOS A CONTAR

Vamos a contar de diez en diez
De diez en diez, de diez en diez.
 Vamos a contar de diez en diez hasta llegar al cien.
Diez, veinte, treinta, cuarenta, cincuenta,
Sesenta, setenta, ochenta, noventa y cien.
(Se repite dos veces antes de contar)
Nota: Se puede sustituir por otras formas de contar ya
           sean de dos en dos, de cinco en cinco.


LOS PECESITOS

5 pececitos nadaban y nadaban, 
vino un tiburón y a uno se comió. 
4 pececitos nadaban y nadaban, 
vino un tiburón y a uno se comió. 
3 pecesitos nadaban y nadaban, 
vino un tiburón y a uno se comió. 
2 pecesitos nadaban y nadaban, 
vino un tiburón y a uno se comió. 
1 pecesito nadaba y nadaba, 
vino un tiburón y se lo comió. 
0 pecesitos nadaban y nadaban, 
vino un tiburón y de hambre se murió.




Y para los jóvenes de bachillerato...Pueden hacer diferente su forma de aprender formulas de matemática, química o física... Ejemplo de ello...


lunes, 18 de mayo de 2015

El Síndrome de Solomon y Cómo Podemos Vencerlo


Se dice que padecemos el síndrome de Solomon cuando tomamos decisiones o adoptamos comportamientos para evitar sobresalir, destacar o brillar en un grupo social determinado. Y también cuando nos boicoteamos para no salir del camino trillado por el que transita la mayoría. De forma inconsciente, muchos tememos llamar la atención en exceso –e incluso triunfar– por miedo a que nuestras virtudes y nuestros logros ofendan a los demás. Esta es la razón por la que en general sentimos un pánico atroz a hablar en público. No en vano, por unos instantes nos convertimos en el centro de atención. Y al exponernos abiertamente, quedamos a merced de lo que la gente pueda pensar de nosotros, dejándonos en una posición de vulnerabilidad.
El síndrome de Solomon pone de manifiesto el lado oscuro de nuestra condición humana. Por una parte, revela nuestra falta de autoestima y de confianza en nosotros mismos, creyendo que nuestro valor como personas depende de lo mucho o lo poco que la gente nos valore. Y por otra, constata una verdad incómoda: que seguimos formando parte de una sociedad en la que se tiende a condenar el talento y el éxito ajenos. Aunque nadie hable de ello, en un plano más profundo está mal visto que nos vayan bien las cosas. Y más ahora, en plena crisis económica, con la precaria situación que padecen millones de ciudadanos.

Solomon Asch (n. 14 de septiembre de 1907 - 20 de febrero de 1996)

¿Cuál es el origen del Síndrome de Solomon?
Se volvió famoso en la década del 1950 debido a los experimentos de Solomon Asch quién fue un psicólogo estadounidense mundialmente conocido y prestigioso debido a sus trabajos pioneros en psicología social. Que condujo sobre la conformidad, donde se demostró que la presión social sobre las personas puede inducirlas voluntariamente al error.
El referido experimento sobre conformidad fue uno en el cual a los participantes se les mostraba una tarjeta con una línea impresa en ella, seguidamente se les mostraba otra tarjeta en la cual aparecían tres líneas impresas, cada una con una etiqueta diferente (a, b, y c). Se solicitó a cada participante en el experimento que indicara cuál de las líneas etiquetadas coincidía con la línea mostrada en la primera tarjeta. Al principio, el participante se sentía muy confiado, en la medida que daba respuestas correctas junto a los otros participantes. Pero luego, los otros "participantes", ubicados en frente del sujeto, empezarían a dar en conjunto una respuesta errónea. Solomon Asch pensaba que la mayoría de las personas no se conformaría con algo obviamente erróneo, pero los resultados mostraron que un alto número de participantes dieron la respuesta incorrecta.



¿Qué hay detrás de este tipo de conducta?

Detrás de este tipo de conductas se esconde un virus tan escurridizo como letal, que no solo nos enferma, sino que paraliza el progreso de la sociedad: la envidia. La Real Academia Española define esta emoción como “deseo de algo que no se posee”, lo que provoca “tristeza o desdicha al observar el bien ajeno”. La envidia surge cuando nos comparamos con otra persona y concluimos que tiene algo que nosotros anhelamos. Es decir, que nos lleva a poner el foco en nuestras carencias, las cuales se acentúan en la medida en que pensamos en ellas. Así es como se crea el complejo de inferioridad; de pronto sentimos que somos menos porque otros tienen más.
Bajo el embrujo de la envidia somos incapaces de alegrarnos de las alegrías ajenas. De forma casi inevitable, estas actúan como un espejo donde solemos ver reflejadas nuestras propias frustraciones. Sin embargo, reconocer nuestro complejo de inferioridad es tan doloroso, que necesitamos canalizar nuestra insatisfacción juzgando a la persona que ha conseguido eso que envidiamos. Solo hace falta un poco de imaginación para encontrar motivos para criticar a alguien.
El primer paso para superar el complejo de Solomon consiste en comprender la futilidad de perturbarnos por lo que opine la gente de nosotros. Si lo pensamos detenidamente, tememos destacar por miedo a lo que ciertas personas –movidas por la desazón que les genera su complejo de inferioridad– puedan decir de nosotros para compensar sus carencias y sentirse mejor consigo mismas.
  
   ¿Y qué hay de la envidia? ¿Cómo se trasciende?

Muy simple: dejando de demonizar el éxito ajeno para comenzar a admirar y aprender de las cualidades y las fortalezas que han permitido a otros alcanzar sus sueños. Si bien lo que codiciamos nos destruye, lo que admiramos nos construye. Esencialmente porque aquello que admiramos en los demás empezamos a cultivarlo en nuestro interior. Por ello, la envidia es un maestro que nos revela los dones y talentos innatos que todavía tenemos por desarrollar. En vez de luchar contra lo externo, utilicémosla para construirnos por dentro. Y en el momento en que superemos colectivamente el complejo de Solomon, posibilitaremos que cada uno aporte –de forma individual– lo mejor de sí mismo a la sociedad.


Alejarse de las personas toxicas 


Una persona tóxica es aquella que, en la relación interpersonal, desgasta, intimida, cosifica al otro, lo culpabiliza, lo ningunea.

En esta ocasión, vamos a ver que existen diferentes tipos de personas “tóxicas”, cada una de las cuales usa un mecanismo de actuación distinto y que podemos hacer, cómo nos podemos comportar, cómo lo debería haber hecho la Diana del caso presentado, para no ser “arrolladas” por las mismas.



¿Cómo distinguir una relación “sana” de otra “tóxica”?

Debemos rodearnos de un entorno favorable pero ello no es tan fácil ya que hay que saber escoger las personas con las que compartimos nuestro tiempo, porque ello influye en nuestro desarrollo personal o profesional. Y es que si elegimos una persona “tóxica”, por error, impide o limita dicho crecimiento.

Por ejemplo, todos hemos tenido la sensación, de estar “exhaustos” o “desgastados” después de una reunión profesional o tras un encuentro familiar. Esas personas que nos son las “tóxicas” y es importante empezar a reconocerlas.

Porque, muchas veces, nos quejamos sobre el comportamiento de alguien respecto a nosotros, pero no  acabamos con la relación. Al contrario, con el tiempo, acabamos adoptando algunas de las actitudes de estas personas, sin damos cuenta que estamos más negativos que antes.

Hay algunas relaciones que no podemos escoger como la familia,pero sí que podemos definir el modo en el que nos relacionamos, cuánto contacto o relación queremos tener.Las personas  “sanas” nos aportan bienestar ya que el contacto con ellas, nos  hace sentir con más energía, autoestima o motivación.

Los tipos de personas “tóxicas” más frecuentes y qué hacer para vencerles:


El Quejica

Es el que se queja si las cosas van mal y si van bien, también.Han aprendido a hacer  de la queja un hábito y, debido a ello, estan siempre enfadados

Qué hacer: quejarse aún más que ellos porque si se le intenta minimizar la queja, se crecen.

El Agresivo

Intimidante, ofensivo,inseguro ,agresivo propiamente dicho.

Qué hacer: lo más sencillo, ignorarlo.Sin embargo, existen técnicas asertivas como la del disco rallado que consiste en contestar,sistemáticamente, con un  “vale, o “de acuerdo” o un “no me interesa”.

El Culpabilizador

Es el que cree que cuando le va bien es debido a sus méritos por él, y cuando le va mal, es  debido a los deméritos de los otros.

Qué hacer: ante todo, levantar la autoestima y darnos permiso para disfrutar; “No tenemos la culpa de las decisiones de los demás”

El Envidioso:

Siempre se está comparando con alguien; “el vecino que tiene un mejor coche,Luis se ha ido a vivir a un ático de una zona de lujo, Marta que se ha ido de vacaciones a Ibiza…” Al pensar que no puede lograr algo que desea, siente una profunda angustia. Y, entonces, descalifica a quién sí lo posee  porque calma su angustia viendo mal al otro.

Qué hacer: no contar las cosas buenas que nos pasan a todo el mundo sino elegir a quienes sabemos que se alegrarán por y con nosotros.

El Jefe Autoritario

La persona “tóxica” que se halla en alza. Incita miedo en sus subordinados, a quien le gusta llamar “miembros del equipo” pero necesita sentir que tiene el control.

Qué hacer: si sabemos que esta persona no es autoritaria y que, quizás, pasa por un mal día, admitamos que todos necesitamos caricias y halagos.Sin embargo, si se prolonga, se debería tener una conversación con el mismo  que, si no es fructífera, debería hacer replantearse la posibilidad de alejarse ante el riesgo para su salud emocional.

¿Tienes un amigo tóxico?

En primer lugar, deberíamos reconocerlo; los amigos tóxicos son los que dicen ser tu amigo, pero sus acciones duelen, ya que su conducta no es la propia de una amistad. Las puedes reconocer por las siguientes características:

a.- Camuflan sus sentimientos de egoísmo.

b.- Cuando se tratan de sus problemas, ocupan muchas de tus horas explicándotelo todo pero no esperes lo mismo si eres tú quién necesita ser escuchado “me coges en un mal momento”, “estoy muy liado, te llamo”.

c.- Suelen romper sus promesas, usando para ello excusas “baratas” “¡ es que no te vas a creer lo qué me pasó!”.

d.- Siempre quieren estar por delante de ti. Si le explicas que has tenido una oferta laboral que aún no te puedes creer, te cuenta que le ofrecieron algo muchísimo mejor; si le explicas que tienes un dolor tremendo en la espalda, él te dirá que, precisamente, la noche anterior estuvo en urgencias por un dolor mucho mayor.

e.- No sabe guardar un secreto, y cuenta al círculo de amistades aquello que le pediste que no contara.

f.- Es un manipulador, de manera que acabas creyendo que si lo alejas de tu círculo de amistades, podría dañar tu imagen social.

g.- Es el protagonista de todas las conversaciones y no le gusta cambiar de tema porque se encuentra el mejor tema de conversación posible.

h.- Este tipo de amistades sólo traen negatividad, por ello es preferible romper con ellas y cultivar sólo aquellas que te proporcionen bienestar  y positividad.

Cómo vencer a las personas “tóxicas”. La ayuda del psicólogo:

Lo más importante que debemos hacer para”desintoxicarnos” de estas personas, consiste en:
Comunicarse de forma efectiva, afrontando lo que nos molesta del otro y los errores que, nosotros mismos, podamos cometer.

Mantener el sentido del humor. Relajar las tensiones y divertirse, con ello permite responder a la persona “tóxica” y conseguir el beneficio de la risa. Recordemos que la risoterapia proporciona muchos beneficios, tanto directos como indirectos.

Es importante no pensar todo el tiempo en el “tóxico”, ya que esto sólo contribuye a amplificarlo, porque la mente focaliza a la persona hasta que la puede llegar a colapsar. Obviamente, ello es perjudicial. Podemos usar la técnica de parada de pensamiento consistente en que, cuando se llega a este punto basta con decir “¡stop! ¡para ya!” o dar una palmada , al mismo tiempo que se acompaña de frases positivas como” mi vida es muy valiosa” o “soy feliz” Hay que saber que las personas “tóxicas” no intoxican a quien quieren, sino a quien pueden, es decir, a aquellos que no les ponen límites, que no les van a decir que no…Es entonces, y sólo entonces, cuando el “tóxico” es capaz de entrar en su círculo, aprovechándose de que la otra persona le abre la puerta con total confianza.

Hay que intentar convertir el enfado en amabilidad por muy difícil que pueda parecer, ya que es la mejor respuesta frente a muchos que van de prepotentes por la vida. Los motivos de esa forma de comportarse son, en realidad, la inseguridad y la falta de amor propio.

Otra forma de “desintoxicarse” consiste en desprenderse de cualquier emoción con respecto a la persona ”tóxica” para lo cual la sacaremos de nuestra vida, no nos preocuparemos por ella ni por lo que le ocurra sino que visualizaremos el hecho de dejarla atrás.

Si existen conflictos continuos, puede indicar que la persona “ tóxica” es uno mismo y no los demás. Eso no cambia mucho las cosas, porque el resultado es muy parecido: malestar continuo y dificultades para relacionarnos.




 Consejos para superar el miedo

1. Hay miedos buenos y miedos malos. Los buenos nos alejan del peligro real, los malos nos inmovilizan, no nos dejan avanzar y muchas veces son irreales, imaginados o exagerados.

2. Desligate del miedo, tu eres independiente de tu miedo. Su fuerza radica en que te identifiques con él y creas que eres tú.

3. No te escondas, ni te avergüences. El primer paso para enfrentarlo es reconocerlo y pedir ayuda. No te lo calles, el tiempo actúa en tu contra y a su favor. Esta batalla la tienes que luchar tú pero con toda la ayuda posible. Conoce a tu enemigo y ve a por él.

4. El miedo se supera enfrentándose a él, la ansiedad es una curva normal que cuando alcanza el máximo valor decae. Pero tenemos que pasar ese valor máximo para hacernos fuertes y debilitar al miedo.

5. El ejercicio también es un aliado contra el miedo, produce serotonina que ayuda a nuestro cerebro a funcionar con normalidad.

6. Ve paso a paso y celebra cada pequeño triunfo, poco a poco podrás conquistar lo que te propongas.

7. El yoga y la meditación serán excelentes aliados, llénate de buenas energías y expulsa las negativas.
8. Cambia los pensamientos disfuncionales por otros más positivos, si no sabes cómo hacerlo un psicólogo cognitivo te puede ayudar.




Les dejo un fragmento de un poema escrito por Marianne Williamson: Es nuestra luz, y no nuestra oscuridad, la que nos atemoriza. Nos preguntamos: ¿quién soy yo para ser brillante, magnífico, talentoso y fabuloso? En realidad, ¿quién eres para no serlo? Infravalorándose no ayudas al mundo. No hay nada de instructivo en encogerse para que otras personas no se sientan inseguras cerca de ti. Esta grandeza de espíritu no se encuentra solo en algunos de nosotros; está en todos. Y al permitir que brille nuestra propia luz, de forma tácita estamos dando a los demás permiso para hacer lo mismo. Al liberarnos de nuestro propio miedo, automáticamente nuestra presencia libera a otros”