EducacIoN ActuaL

Bienvenidos sean todas y todos a este espacio creado para el intercambio informativo y pedagógico.Pocoyo

Buscar este blog

Cargando...

sábado, 21 de mayo de 2016

¿Qué implica elaborar el boletín o informe escolar?




El Boletín Informativo en la Escuela Primaria, tiene la finalidad de informar, sobre los resultados obtenidos durante el proceso de aprendizaje y describe los avances, logros alcanzados y de los métodos más adecuados para potenciar las habilidades y destrezas aun por alcanzar.

Cuando llega la hora de llenar los informes de evaluación de nuestros estudiantes siempre se nos presentan dudas sobre cuál es la palabra o frase que define de manera más correcta aquel o aquellos aspectos que queremos comentar sobre su evolución y dinámica escolar.

Al elaborar un informe escolar debemos, esmerarnos en cuidar la redacción, ortografía, tipo de letra, estilo. Es nuestra comunicación con el representante y es su carta de presentación del niño(a) a otros colegas e instituciones.

Si queremos comentar aspectos positivos podemos utilizar frases que empiecen de la siguiente manera:

·         Tiene habilidades y destrezas …

·         Es trabajador, persevera, coopera …

·         Hace un excelente trabajo …

·         Ha mejorado  su rendimiento en …

·         Aplica adecuadamente las técnicas…

·         Hace un uso adecuado de ….

Si lo que queremos es comentar aspectos donde el estudiante debe mejorar podemos utilizar frases que empiecen de la siguiente manera:

·         Está en proceso de ….

·         Logra sus actividades si …

·         En ocasiones resuelve …

·         Algunas veces …

·         Ocasionalmente efectúa …

¿Por qué no se debe colocar rasgos negativos?

La descripción objetiva renuncia al uso de adjetivos calificativos, ni permite que esté influida por interpretaciones o juicios.

Existen diversos problemas que pueden incidir en la personalidad del educando y su comportamiento escolar. Esto obedece en cada caso a una historia personal – social. Es  determinante las características del hogar, las condiciones socio económicas, las relaciones padres -hijos.

Si los docentes desean comprender al niño, deben conocer las experiencias que han predominado en su vida y el tipo de trato que han recibido del medio del cual proceden.

Por tal motivo, el educador debe tomar conciencia de que una conducta irregular de los niños, niñas y jóvenes, generalmente está asociada a problemas relacionados con los sistemas de crianza y, en general, con frustraciones vividas en la infancia que han dado origen a sentimientos de rebeldía,  de querer llamar la atención e incluso discapacidades intelectuales que nunca fueron diagnosticadas a tiempo.

Se debe evitar colocar aspectos que describan conductas tales como: No cumple acuerdos, es poco respetuoso se sale del aula constantemente, agrede a sus compañeros, es intranquilo..., ya que, estos deben ser solventados a través de entrevistas personales con el representante, el aula integrada , el docente y la dirección del plantel, si así lo requiere el caso.

¿Cómo iniciar el informe escolar?

El informe debe comenzar por describir rasgos de la personalidad del estudiante. Siempre hay aspectos positivos que resaltar de nuestros educandos.

·         Es cooperativo.
·         Trabaja bien con sus compañeros.
·         Tiene buen sentido del humor.
·         Siempre ayuda a poner en orden el salón antes de salir.
·         Es agradecido.
·         Es amistoso y respetuoso con todos.
·         Participa en eventos culturales, deportivos.

Luego vamos entrelazando los indicadores de evaluación que se trabajaron durante el período de ejecución del proyecto, utilizando conectivos adecuados para ofrecer una buena redacción.

Ejemplo:
  
Ejemplo I: José Martínez  es un niño solidario, responsable al realizar sus actividades escolares, es solidario con sus compañeros y colabora en el aula. Asiste frecuentemente a clases, le gusta dibujar, colorear, recortar, pegar, demuestra actitudes de solidaridad, muestra amabilidad con sus compañeros y los maestros.

Ejemplo II: La niña Oriana Pereira es cooperativa, amigable, le gusta participar en actividades culturales, mostrando interés en las danzas tradicionales de nuestro país. Identifica las partes de la oración: verbo, sujeto y predicado.  Clasifica las palabras de acuerdo a sus sílabas. Identifica los conectivos presentes en los textos. Establece la diferencia entre Sinónimo y Antónimo. Se inicia en el proceso de identificar las palabras agudas, graves y esdrújulas.

El Boletín Informativo debe estar redactado en tercera persona del singular.

Nunca usar diminutivos, ejemplo "sus trabajitos reflejan"....

Se debe usar un lenguaje sencillo que el representante del niño o la niña entienda, cuidándose de no caer en un lenguaje coloquial.

El informe no debe llevar borrones ni enmiendas, y mucho menos errores de ortografía.

Lista de conectivos claves para redactar:

 De iniciación:

·         Para comenzar
·         En principio
·         Primero
·         Para dar comienzo
·         Se inicia
·         En primer lugar
·         En su comienzo
·         Al principio.

De continuidad:
·         Posteriormente
·         Luego
·         Enseguida
·         Después
·         Más adelante
·         Seguidamente
·         Inmediatamente
·         Al instante
·         Más tarde
·         Poco a poco
·         Gradualmente

De simultaneidad
·         Simultáneamente
·         Paralelamente
·         Al mismo tiempo
·         Mientras tanto
·         Durante
·         A la vez
·         A la par
·         Entretanto

De culminación:
·         Finalmente
·         Por último
·         Últimamente
·         Para terminar
·         Al concluir
·         Precisando antes que nada

Enlaces:
·         Desde este punto de vista,
·         Dentro de este orden de ideas,
·         Se podría resumir a continuación
·         Así se ha verificado,
·         Pero en segundo lugar,
·         Cabe considerar, por otra parte,
·         Es evidente
·         Se evidencia, entonces,
·         Debe señalarse,
·         En la medida que el,
·         Ahora bien,
·         Por esto,
·         Por lo demás,
·         Se explica.



viernes, 20 de mayo de 2016

La importancia de los indicadores en el proceso de evaluación...Conoce algunos verbos para la redacción de los indicadores




¿Qué es un indicador?

Los indicadores son muestras específicas de los procesos que esperamos observar y alcanzar en el educando.

Nos permite conocer el proceso en la que los niños y niñas están logrando desarrollar los criterios o capacidades propuestas.

Cada docente tiene  libertad de formular sus propios indicadores de evaluación de acuerdo a la naturaleza de la asignatura y de los aprendizajes que desea desarrollar.



 ¿Qué  aspectos se deben tomar en consideración al construir los indicadores? 

Todo indicador debe tener 3 componentes:

ACCIÓN: Definir la habilidad, destreza, actitud que se espera.

CONTENIDO: Se indica el contenido que debe aprender. Puede ser: conceptos, procedimientos o actitudes.

CONDICIÓN: Aquí precisamos la cantidad o calidad que debe tener el resultado de una acción.

ALGUNOS VERBOS UTILIZADOS EN LA REDACCIÓN DE INDICADORES:

Conocimiento:
Adquiere, Clasifica, Conoce, Copia,  Describe, Enumera, Enuncia, Escoge, Escribe Formula, Identifica, Indica, Informa, Mide, Memoriza, Multiplica, Narra, Nombra, Prepara, Pronuncia, Recita, Reconoce, Recuerda, Registra, Repite, Reproduce, Reúne, Rotular, Selecciona, Señala, Subraya.

Comprensión:
Clasifica, Coloca, Combina, Comenta, Comprende, Contrasta, Describe, Explica, Expone, Expresa, Formula, Identifica, Ilustra, Indica, Informa,  Interpreta. Justifica, Nombra, Organiza, Relaciona, Representa, Reproduce,  Sustituye, Traduce, Traslada, Ubica.

Aplicación:
Aplica, Actúa, Adopta, Afianza, Afirma, Apoya, Calcula, Caracteriza, Confecciona, Construye, Demuestra, Diagrama, Dibuja, Dramatiza. Ejecuta, Ejercita, Efectúa, Emplea, Encuentra, Ensaya, Escoge, Experimenta, Explica, Ilustra, Localiza, Muestra. Obtiene, Opera, Práctica, Predice, Representa, Realiza, Recorta, Reduce, Selecciona, Sigue, Transforma, Usa, Ubica, Utiliza, Valora, Verifica.

Análisis:
Analiza, Asocia. Calcula, Clasifica, Compara, Debate,  Descifra, Descubre, Desglosa, Detecta, Diferencia, Distingue, Examina, Estudia, Establece, Experimenta, Extrae, Halla, Identifica, Jerarquiza, Justifica, Ordena, Razona, Resuelve, Selecciona, Separa.

Síntesis:
Elabora, Establece, Expone, Fabrica, Formula, Generaliza, Ilustra, Infiere, Integra. Narra, Organiza, Planea, Precisa, Prepara, Propone, Redactar. Reproduce. Resume. Selecciona. Sintetiza.

Evaluación:
Evalúa, Identifica, Mide, Opina, Reconoce, Resuelve,  Selecciona, Valora.


Ejemplo de indicadores para informes escolares, el ejemplo es de indicadores para 1er grado:

Expresa oralmente rimas, retahílas, canciones, adivinanzas, chistes, trabalenguas.

Reconoce la importancia del intercambio oral como medio de comunicación eficaz en la convivencia en la escuela la familia y la sociedad.

Descubre la literatura como fuente de disfrute recreación.

Construye adivinanzas, versos y relatos a partir de experiencias cotidianas.

Desarrolla el pensamiento lógico matemático a través de la adquisición de los procesos de clasificación, seriación y las nociones de conservación de la cantidad y número.


viernes, 13 de mayo de 2016

La impulsividad en los niños ¿Qué podemos hacer?




Reconoce este tipo de conducta: primero hace, luego piensa.Contesta antes de acabar de oír la pregunta. Se le dificulta aguardar el turno en los juegos. Es mal perdedor y no soporta que le ganen. Constantemente interrumpe a los demás. Es desobediente y negativo… Reconoce que está haciendo mal y lo vuelve a hacer…Si usted ve reflejado a su hijo en esta descripción…Debe estar muy pendiente.

Estas son algunas de las manifestaciones que podríamos incluir dentro del concepto de “impulsividad”. Algunos padres, simplemente definen al niño impulsivo, como un niño que tiene un fuerte carácter o temperamento.

Hay niños que presentan serias dificultades para reprimir sus impulsos y esto les genera numerosos conflictos tanto en el ámbito familiar como en el escolar. Una impulsividad no controlada a tiempo, es el camino más directo para conductas violentas o delictivas en el futuro.

Es un hecho evidente que, además, la impulsividad parece manifestarse en niños cada vez más pequeños, si bien, esto puede atribuirse, en parte, a los actuales estilos de vida modernos (ambos padres con largas horas de trabajo) y también, en algunos casos, a una falta de recursos o conocimientos por parte de los padres o educadores que simplemente se ven desbordados y no saben como afrontarlo. Por ello, es cada vez más frecuente, buscar ayuda profesional.

Normalmente, la impulsividad viene acompañada de hiperactividad y déficit de atención en lo que denominamos: TDAH y esto puede ser la antesala de problemas de aprendizaje, conductas disruptivas y, más adelante, agresivas o delictivas.

Sea como fuere, hay niños que presentan series dificultades para reprimir sus impulsos y esto les conlleva numerosos conflictos tanto en el ámbito familiar como en el escolar.

¿Qué podemos hacer?

En primer lugar, se debe reconocer que el niño necesita ayuda “No es tanto que no quieran autocontrolarse sino que no pueden”.

En segundo lugar el niño debe aprender, que aunque aceptemos el hecho de que tiene dificultades para controlarse, sus actos tienen consecuencias.Por ejemplo si ha lanzado objetos, deberá recogerlos y colocarlos en su lugar; si ha insultado deberá pedir disculpas, etc. Deberemos, pero, esperar a que se tranquilice para aplicar las contingencias marcadas.

En tercer lugar es muy importante que cuando se produzca un episodio de impulsividad extrema (rabieta, insultos, etc.) los padres, maestros o educadores mantengan la calma. Nunca es aconsejable intentar  gritar más que él o intentar razonarle nada en esos momentos. De esta forma, el niño, recibe a nivel inconsciente un mensaje muy claro: Así no vas a conseguir las cosas.


Y como Cuarto Punto: Recuerde que la impulsividad, actualmente, se detecta y diagnostica como parte nuclear del T.D.A.H. (Trastorno Déficit de Atención con Hiperactividad). Así que no dude en recurrir a un especialista para su diagnóstico oportuno y que le brinde el apoyo para el bienestar de su hijo o hija. Cualquier práctica deportiva también  es especialmente útil  y  ayudará a regular su comportamiento.

lunes, 9 de mayo de 2016

¿Cómo pueden ayudar los padres a superar la frustración a nivel personal y educativo a sus hijos?


La frustración es una vivencia emocional de un deseo o de que una ilusión no se cumpla. Se experimenta en mayor o menor medida una serie de emociones como el enfado, la tristeza, la angustia y la ansiedad. En la etapa infantil, los niños suelen pensar que el mundo gira a su alrededor, que lo merecen todo y que consiguen al momento lo que piden. No saben esperar porque no tienen desarrollado el concepto del tiempo ni la capacidad de pensar en los deseos y necesidades de los demás. Es entonces cuando hay que empezar a enseñar a los niños a tolerar la frustración.  

¿Cómo pueden ayudar los padres a superar la frustración de los niños, niñas y adolescentes?

Muchos padres intentan reducir o evitar las fuentes que causan frustración en el niño, y terminan por convertir cualquier de sus fracasos en un nuevo éxito. Para prevenir esta situación y conseguir que el niño tolere la frustración, los padres deben evitar la sobreprotección y no abusar de la permisividad. 

La conducta permisiva se manifiesta, con frecuencia, al ceder ante cualquier requerimiento del niño, de modo que este siempre consigue lo que quiere y nunca se enfrenta a situaciones negativas, problemáticas o frustrantes.

Algunas técnicas para ayudar a sus hijos a tolerar la frustración son las siguientes:

1. Dar ejemplo. La actitud positiva de los padres a la hora de afrontar las situaciones adversas es el mejor ejemplo para que los hijos aprendan a solventar sus problemas.

2. Educarle en la cultura del esfuerzo. Es importante enseñar al niño que es necesario esforzarse. Así aprenderá que el esfuerzo es, en muchas ocasiones, la mejor vía para resolver algunos de sus fracasos.

3. No darle todo hecho. Si se le facilita todo al niño y no se le permite alcanzar sus retos por sí mismo, es difícil que pueda equivocarse y aprender de sus errores para saber cómo enfrentarse al fracaso.

4. No ceder ante sus rabietas. Las situaciones frustrantes derivan, en muchos casos, en rabietas. Si los padres ceden ante ellas, el pequeño aprenderá que esa es la forma más efectiva de resolver los problemas.

5. Marcarle objetivos. Hay que enseñar al niño a tolerar la frustración poniéndole objetivos realistas y razonables, pero sin exigirle que se enfrente a situaciones que, por su edad o madurez, sea incapaz de superar.

6. Convertir la frustración en aprendizaje. Las situaciones problemáticas son una excelente oportunidad para que el niño aprenda cosas nuevas y las retenga. De esta forma, podrá afrontar el problema por sí mismo cuando vuelva a presentarse.

7. Enseñarle a ser perseverante. La perseverancia es esencial para superar situaciones adversas. Si el niño aprende que siendo constante puede solucionar muchos de sus problemas, sabrá controlar la frustración en otras ocasiones.






A Nivel Educativo...¿Qué sucede con los niños, niñas y adolescentes? 

Cuando uno analiza los niveles de deserción en la escuela secundaria, se da cuenta de que está relacionada directamente con fracasos previos. Existe un alto riesgo de que los repitentes interpreten su fracaso como una falta de aptitud y esto provoque una frustración en el educando. Generando que se sientan incapaces de aprender y se resignen a que les vaya mal en el colegio.

Esto trae como consecuencia jóvenes desencantados, desmotivados, que no quieren estudiar ni trabajar, que pretenden permanecer viviendo en el hogar de los padres de por vida siendo mantenidos por éstos. Es lo que se ha venido a denominar “la generación nini”: jóvenes que ni estudian ni trabajan.

En muchos casos, estos jóvenes son el resultado de la sobreprotección de sus progenitores, que se lo han dado todo desde el punto de vista material.

Como consecuencia de la sobreprotección, estos jóvenes no asumen sus propias responsabilidades y, por tanto, tampoco desarrollan sus capacidades para afrontarlas, porque siempre son sus padres quienes les resuelven los problemas. De este modo, se quedan bloqueados cuando se les presentan dificultades porque son individuos dependientes.

Por lo que estos jóvenes tienen muy baja tolerancia a la frustración. Asumen con gran dificultad que las cosas muchas veces no salen como uno quisiera y reaccionan de manera airada e incontrolable. 

Frecuentemente nos encontramos con una alta exigencia al hijo  académicamente y con un marcado fracaso a causa de un problema no identificado. Si este punto no lo tiene claro consulte con un profesional y averigüe si su hijo presenta algún problema específico de aprendizaje.

Cuando los padres se involucran activamente en el aprendizaje de su hijo, le están comunicando de una forma muy clara que tienen interés en ayudarle a rendir lo máximo de sí. Las expectativas que le transmitan como padres tienen que estar a la altura de lo que realmente el niño puede conseguir, nunca por encima de ellas ya que podría producir frustración y baja autoestima.

Si desea motivar el estudio de sus hijos y evitar la frustración lo primero que debe conocer es: cuál es su estilo de aprendizaje. Es decir, cada niño presenta sus puntos fuertes y débiles y su motivación hacia el aprendizaje aumentará si puede aplicar aquel estilo que sea para él más natural, más fácil o tenga más sentido según su forma de pensar y hacer.

Recuerde que ayudar a que sus hijos aprendan a manejar la frustración a temprana edad, ayudará a que puedan afrontar situaciones en su adultez. Así que vamos a brindar herramientas para la vida a cada uno de nuestros niños, niñas y adolescentes.

Algunas lecturas que pueden ayudar a manejar la frustración en adultos y adolescentes:

Lecturas recomendadas:

1. Sentirse Bien. David Burns.

2. Optimismo Aprendido. Martin Seligman.

3. Los Cuatro Acuerdos. Migue Ruiz.

4. Asertividad: Una alternativa para el óptimo manejo de las relaciones interpersonales. Mirta Flores.