EducacIoN ActuaL

Bienvenidos sean todas y todos a este espacio creado para el intercambio informativo y pedagógico.Pocoyo

Buscar este blog

miércoles, 23 de agosto de 2017

¿Qué importancia tiene conocer el árbol genealógico de la familia?



Más que un dibujo, una acumulación de datos o viejas historias, el árbol genealógico o la historia familiar de una persona es fundamental para entender su presente, sus circunstancias o las problemáticas que lo aquejan. 

No en vano, la psicología, la psiquiatría y las terapias complementarias despliegan diferentes técnicas para descubrir, cómo el inconsciente familiar interactúa con el inconsciente personal.

Un árbol genealógico es una representación gráfica de nuestra historia familiar,  significa el estudio de nuestra descendencia o ascendencia. Se puede representar en forma de árbol o tabla. Puede ser ascendente, exponiendo los antepasados o ancestros de una persona, o descendente, exponiendo todos los descendientes.

Cada persona tiene un árbol genealógico único, aunque sean familiares el punto de vista en cuanto a estructura y relaciones no es el mismo.

El árbol genealógico es uno de los primeros pasos a llevar a cabo en el diagnóstico de enfermedades. En este caso consiste en la representación gráfica de la historia clínica familiar. 

Dicha representación facilita la identificación de síndromes genéticos y el establecimiento de diagnósticos presintomáticos; no se aplica solamente en seres humanos, también se utiliza para mostrar el pedigrí de un animal o representar la evolución de una lengua o idioma, entre otros.

La Importancia de construir con los niños  un árbol genealógico:

Da sentido de pertenencia.
Aprende de su pasado.
Es un buen ejercicio para el cerebro.
Ayuda a entender el pasado.
Se aprende a hacer investigación.
Es una forma de estar orgullosos de la herencia.

¿Cómo obtener los datos?

Con entrevistas a los familiares y con preguntas que no les exija respuestas de carácter emocional, en respeto al pudor o silencio. Esos datos serán los más valiosos. Luego, revisar documentos, fotografías, cuadros, registro civil, hemerotecas con archivos de la época, Internet, etc.


¿Qué buscar, anotar?  

Los nombres y apellidos completos; las fechas importantes (nacimientos, matrimonios, fallecimientos); las causas o circunstancias de los fallecimientos (ahondar en los detalles); el número de hijos que haya tenido cada pareja (cómo era la casa, las piezas); las profesiones de todos (nivel de vida, vocación y trabajos realizados); los acontecimientos más notables de la vida de los ascendientes (viajes largos, accidentes, vocaciones religiosas, historias de amor paralelas sexualmente consumadas, ruinas, minusvalías, secretos, anécdotas curiosas); conocer cómo eran las relaciones entre los diferentes miembros de la familia (rivalidades o privilegios); las circunstancias históricas de cada generación y saber qué personas ajenas a la familia fueron importantes.


Los más grandes pueden hacer una investigación más profunda y viajar en el pasado varias generaciones.  Pueden hacerlo en papel o utilizar algún formato digital.

1 comentario:

  1. Gracias por su excelente aporte, me fue de excelente utilidad, en el desarrollo de la planeaciòn.

    ResponderEliminar