EducacIoN ActuaL

Bienvenidos sean todas y todos a este espacio creado para el intercambio informativo y pedagógico.Pocoyo

Buscar este blog

Cargando...

domingo, 7 de junio de 2015

La música es la mejor terapia para los niños, es vitamina para el cerebro y facilita el aprendizaje




La influencia de la música es conocida desde tiempos inmemorables. La música tiene un gran poder, además de ofrecer una experiencia placentera de aprendizaje, estimula la imaginación y la creatividad en los niños.

Son muchos los expertos que coinciden en que la música tiene un gran poder de sanación y más aún si se trata de los niños.

Para la experta en musicología, Yaneth Hurtado, el sonido de una nota musical es la mejor terapia para cualquier infante.

“Son increíbles los avances y todos los cambios que puede generar la incursión de un niño con condiciones especiales en la música, los llena de vida, los estimula e impulsa a seguir adelante”, señaló.

Hurtado, quien desde hace nueve años se desempeña como directora del Centro Integral de Estudios Musicales Victoria Almenar de Arreaza (Ciemva), destacó que muchos padres incluyen actividades relacionadas con las artes musicales dentro del proceso de aprendizaje de sus niños, tengan o no una necesidad especial, como opción para que drenen energía y desarrollen sus destrezas.

“Muchos representantes llegan aquí buscando una cátedra extra, no vienen con la idea de que los chicos hagan carrera, pero cuando perciben los cambios que experimentan los chamos los dejan, ya que ellos se transforman, se desenvuelven mejor en sus actividades diarias, desarrollan todas sus habilidades y destrezas al máximo, esto una vitamina para el cerebro”, sentenció.

Un experimento desarrollado por psicólogos canadienses ha comprobado que la enseñanza musical acelera el desarrollo del córtex cerebral de los niños de maternal y primaria, así como que tiene un efecto positivo sobre la memoria y la atención de los más pequeños. La mejora de la capacidad de memorización alcanzada gracias a la música facilita el aprendizaje de la lectura, de la escritura y de las matemáticas, así como el desarrollo de la capacidad de ubicarse en un entorno e incluso el coeficiente intelectual.

La música mejora las capacidades cognitivas de los niños, según un estudio que publica la revista Brain. El estudio fue desarrollado por psicólogos de la Universidad Master de Canadá, que compararon los efectos del aprendizaje de la música sobre la sensibilidad de los niños y sobre su capacidad de memorización.



¿Qué es el efecto Mozart?

El efecto Mozart es uno de los temas sobre educación que más llama la atención de maestros y padres. Es una teoría  producto de la investigación de los doctores Francis Rauscher y Gordon Shaw; se basa en los estímulos cerebrales que se dan en un individuo al escuchar ciertas obras del ya citado autor, las cuales poseen cualidades muy particulares que las distinguen, pues los ritmos, melodías, métrica, tono, timbre y frecuencias estimulan el cerebro, especialmente en aquellas zonas  relacionadas con el hemisferio derecho (función espacio-temporal). La música provoca vibraciones cognitivas y emotivas que desembocan en el campo de la conducta de los niños e inciden directamente sobre la concentración, la atención y la memoria, fundamentales en el proceso de aprendizaje.

En los años preescolares la creatividad y las habilidades artístico-expresivas se encuentran en plenitud. Lejos de las reglas y pautas del marco social, los niños tienen la posibilidad de “jugar” con su voz, con su cuerpo y con instrumentos musicales en forma desenfadada y espontánea, dando rienda suelta a las emociones y a la imaginación.

Como puede estar la música involucrada en el proceso de aprendizaje de la socialización
La música es un lenguaje simbólico que permite a los niños exteriorizar su mundo interno así como también interpretar el mundo a su alrededor, facilitando la libre expresión de sus sentimientos, sus sensaciones, sus fantasías y su realidad. Pero la música también funciona como medio para interactuar con los otros, como un lenguaje común y compartido que favorece la comunicación y el desarrollo de las habilidades sociales.

Los diálogos sonoros, los cambios de roles que se juegan en una improvisación, el uso del cuerpo y el movimiento para “contar” cosas, los juegos rítmicos, el aprendizaje de canciones, son algunas de las actividades musicales que estimulan al ejercicio de la comunicación, el respeto por el tiempo propio y ajeno, la aceptación y valoración de las diferencias y, sobre todo, la socialización. Y la música es, fundamentalmente, una manifestación artística y cultural que, como tal, desarrolla en los niños la sensibilidad, la creatividad, las aptitudes artístico-musicales y la inserción en la cultura de origen.

¿Cuáles son los mejores temas o músicas para implementar en el salón de clases?

Como podrás suponer, todas las canciones no son igualmente válidas para potenciar el lenguaje, debemos apostar por aquellas en las cuales la fonética tenga un papel preponderante y que posean una letra corta (no más de dos minutos) y con sonidos relativamente sencillos que el niño pueda imitar. Por supuesto, el o la docente se debe encargar de que la pronunciación sea perfecta.


Obviamente, las canciones deben gustarle al grupo. Para conseguirlo no basta con que el ritmo sea divertido y animado, también es necesario que el tema involucre de alguna manera al jovencito, quizás incitándolo a cumplir determinados movimientos, a hacer ciertos sonidos o aprender frases o contenidos que se deseen fijar en su proceso de aprendizaje.

Comparto algunos vídeos y canciones que pueden utilizar en el salón de clases:




En esta canción se pueden cambiar aleatoriamente la forma de nombrar los objetos para reforzar la importancia de seguir instrucciones.



En esta canción se pueden cambiar aleatoriamente las instrucciones se pueden utilizar palmadas, pasos, movimientos corporales o sonidos imitando a los animales o el sonido de algunos objetos.

Canciones para reforzar matemática:



EL BARQUITO
Había una vez un barco chiquitito,
había una vez un barco chiquitito,
había una vez un barco chiquitito,
y el barquito, el barquito no sabía navegar.
 http://cremc.ponce.inter.edu/carpetamagica/images/Yacht-02-june.gif
Pasaron una, 2, 3, 4, 5, 6, 7, semanas,
pasaron una, 2, 3, 4, 5, 6, 7, semanas,
pasaron una, 2, 3, 4, 5, 6, 7, semanas,
y el barquito, el barquito no podía navegar.
y el barquito, el barquito no podía navegar.



PARA IMPROVISAR 

Una y dos, CA
Una y dos, FE
Una y dos, CAFÉ
 
Una, dos, tres,
pluma, tintero y papel,
para escribir una carta a mi querida maestra,
para decirle que venga para compartir con con ella. 
Nota: se pueden variar las palabras y cambiarlas a trisílabas, polisílabas aleatoriamente.



DE CINCO EN CINCO 

Si de cinco en cinco
tu quieres contar,
cuenta las estrellas
para comenzar.
Cinco y cinco estrellas
diez estrellas son,
y cinco son quince
del mismo color.
 
Quince y cinco veinte,
todas como el sol,
sigue con el cuento
que me canse yo.



PARA MULTIPLICAR

  
Al ritmo de la bomba aprendo,
las tablas del cinco y seis.
 
Al ritmo de la bomba aprendo,
las tablas del cinco y seis.
5 x 1 = 5
5 x 2 = 10
5 x 3 = 15
5 x 4 = 20
5 x 5 = 25
5 x 6 = 30
5 x 7 = 35
5 x 8 = 40
5 x 9 = 45
6 x 1 = 6
6 x 2 = 12
6 x 3 = 18
6 x 4 = 24
6 x 5 = 30
6 x 6 = 36
6 x 7 = 42
6 x 8 = 48
6 x 9 = 54
Al ritmo de la bomba aprendo,
las tablas del cinco y seis.
 
Al ritmo de la bomba aprendo,
las tablas del cinco y seis.


FIGURAS  GEOMÉTRICAS

Traigo aquí una sorpresa,
que te quiero regalar.
¿Será redonda, será cuadrada,
o será triangular?
¿Será elipse, ovalada,
o será rectangular?
¿Será pequeña o será grande?
dime tú cómo será.




VAMOS A CONTAR

Vamos a contar de diez en diez
De diez en diez, de diez en diez.
 Vamos a contar de diez en diez hasta llegar al cien.
Diez, veinte, treinta, cuarenta, cincuenta,
Sesenta, setenta, ochenta, noventa y cien.
(Se repite dos veces antes de contar)
Nota: Se puede sustituir por otras formas de contar ya
           sean de dos en dos, de cinco en cinco.


LOS PECESITOS

5 pececitos nadaban y nadaban, 
vino un tiburón y a uno se comió. 
4 pececitos nadaban y nadaban, 
vino un tiburón y a uno se comió. 
3 pecesitos nadaban y nadaban, 
vino un tiburón y a uno se comió. 
2 pecesitos nadaban y nadaban, 
vino un tiburón y a uno se comió. 
1 pecesito nadaba y nadaba, 
vino un tiburón y se lo comió. 
0 pecesitos nadaban y nadaban, 
vino un tiburón y de hambre se murió.




Y para los jóvenes de bachillerato...Pueden hacer diferente su forma de aprender formulas de matemática, química o física... Ejemplo de ello...


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada