EducacIoN ActuaL

Bienvenidos sean todas y todos a este espacio creado para el intercambio informativo y pedagógico.Pocoyo

Buscar este blog

Cargando...

sábado, 9 de enero de 2016

¿Cuál debe ser la función del docente supervisor?...¿Qué habilidades debe poseer?





Existen innumerables definiciones y opiniones sobre supervisión educativa, pero todas coinciden en considerarla como el eje que impulsa las acciones de mejoramiento y perfeccionismo de la praxis educativa.

Las funciones de acuerdo a lo establecido por el Ministerio de Educación (1980), en el artículo 107 son: planificar, orientar, dirigir, ejecutar, coordinar, supervisar y evaluar; cada una tiene como finalidad, verificar la ejecución de los objetivos y fines de la educación en forma participativa, integral, cooperativa, competitiva y efectiva.

Entre las funciones presentadas por el Ministerio de Educación, en el Programa de Reorganización y Descentralización del Ministerio de Educación, Cultura y Deportes (1999), se contempla que la conveniencia de llevar a cabo el proceso de evaluación de la supervisión con los ajustes y replanteos necesarios, para que la supervisión se ejecute a través de un asesoramiento continuo, innovador y perenne dentro de las instituciones educativas. Por otra parte, el supervisor debe ser capaz de evaluar las actividades inherentes a la supervisión, coordinando esfuerzos para el éxito, despertando iniciativas en los docentes, estableciendo equilibrio y orientando el trabajo escolar.

En este sentido, Hierro (1974), establece las funciones específicas del supervisor como: orientación, asesoramiento, investigación y evaluación, con la intención de producir mejoras y soluciones a los problemas planteados.


Debe poseer la capacidad directiva, ser un líder técnico, humano, educativo, simbólico y cultural, que le permita al personal ejercer sus responsabilidades orientando los procesos educativos hacia el logro de las metas propuestas.

Debe contar con madurez pedagógica, elocuente sentido humano, que sea capaz de guiar con inteligencia y elocuencia a los docentes, tener la habilidad de crear y mantener buenas relaciones en los centros que el coordina, deberá dirigir sin que se sienta como una imposición más bien como una propuesta. Así mismo debe contar con dinamismo y mantener un puente abierto entre él y los docentes.

En base a la anterior el supervisor debe de alcanzar una madurez pedagógica, la cual se logra mediante la preparación continua de sí mismo, a fin de estar listo para los cambios constantes que se tienen hoy en día y que se dan por medio de programas o currículo y también por la responsabilidad que representa su cargo ya que ellos son agentes para los cambios en el proceso educativo.

Además de estos conocimientos, debe poseer un alto sentido humano, para motivar a las personas que él dirige sin ningún obstáculo, es capaz de entender las emociones del personal que labora en la institución, necesidades, fortalezas y debilidades. La comunicación en doble sentido es un factor determinante para lograr el éxito cualquier supervisor, como receptor (supervisor) de comunicación debe entender con claridad la información exacta que el transmisor (docente) está enviando. Con un buen comunicador no hay cabida para mala interpretación, conjetura o murmuración, adquiriendo y consolidando con esto buenas relaciones entre la escuela y la comunidad.

Debe saber tomar decisiones, manejar adecuadamente las relaciones humanas y sugerir cambios, tener iniciativa para proponer opciones de trabajo y plantear soluciones, capacidad para dirigir grupos, escuchar, compartir ideas y relacionarse. Evitando atropellar, descalificar y desmotivar a su personal.


¿Qué habilidades debe poseer un supervisor educativo?

1.-Saber escuchar y empatía: el supervisor ayuda a establecer la comunicación entre los que están al día a día con los educandos y el cumplimiento del currículo.

2. Observación y análisis de problemas: debe de investigar la raíz de los problemas para así poder coordinar a las personas con conflictos similares y canalizarlos con especialistas. Debe ser el generador de soluciones, no de problemas.

3. Liderazgo: el supervisor ejerce función de líder en cuanto a estimular y convencer a su personal sin reflejar una figura autoritaria que oprime o maltrata a su personal. Sino que impulsa a compartir ideas, recursos, brindar apoyo a sus compañeros, logrando ganar respeto por sus aportes y críticas constructivas.

4. Negociación y mediación: el supervisor es facilitador de acuerdos resultantes de sesiones de evaluación, escucha a los individuos cuando discuten, recomienda sugerencias a los maestros y proporciona ayuda. Siempre recordando la parte humanista de la flexibilidad pero manteniendo la objetividad de cumplir los compromisos asignados.

5. Madurez emocional e imparcialidad: el supervisor debe de ser justo y sostener que las decisiones deben tomarse atendiendo a criterios objetivos, sin influencias de sesgos, prejuicios o tratos diferenciados por razones inapropiadas. Deber ser productor de la búsqueda de decisiones consensuadas.

6. Organización y gestión de calidad: el supervisor debe de ser auditor de la gestión del sistema educativo en todos sus niveles, por tal motivo es importante que tenga pleno conocimiento de sus funciones y de la modalidad educativa que va a supervisar; ya que si tiene desconocimiento puede incurrir en el incumplimiento o faltas graves en su labor supervisora.

7. Creatividad e innovación: el supervisor debe de ser facilitador de espacios de participación e Impulsor y conductor de innovaciones

8. Comunicación y discreción: el supervisor debe de ser productor de información ascendente y descendente.

: 
Se visualiza un modelo de supervisión diferente, centrada en una persona más carismática, proactiva, democrática, encargada de trabajar con los demás para mejorar la prestación del servicio educativo, dando prioridad en su quehacer cotidiano, a lo humano por sobre lo material y administrativo, en una posición de apertura y comprensión  del otro, que revele habilidad autentica y sincera en la vivencia de las relaciones humanas.


Con lo mencionado, vemos que la cualidades del supervisor básicamente son las de una persona que aun teniendo un puesto con un nivel alto en la jerarquía del sistema educativo, no deja a un lado su condición de ser humano comprometido en la búsqueda del cambio ya que representa la piedra angular para la realización del mismo, pero está consciente que su labor son un conjunto de actividades para lo cual necesita de los demás actores del proceso educativo. Y sabe de antemano que al brindar el apoyo necesario a los demás se construye un ambiente de trabajo encaminado al éxito y por ende a una educación de calidad.


Para realizar la labor de supervisor académico éste debe de ser servicial y comprometido, además le debe gustar su labor ya que  debe aplicar todo su conocimiento y experiencia obtenida a través de su trabajo para que garantice la calidad del servicio educativo, ya que va a orientar y re-direccionar las acciones del centro educativo por lo tanto debe ser ético en su desempeño y no dejarse influir por favoritismo.



Las actitudes que debe de mostrar un supervisor educativo son; respeto, responsabilidad social y educativa, sensibilidad, actitud analítica, apertura a la comunicación, liderazgo,y apertura a la crítica.  Estas actitudes deben de tomarse para que le permita desarrollar las competencias exigidas por las tareas que realiza, desarrollando sus objetivos personales, realizando investigaciones constantes para establecer viabilidad de los objetivos que se pretenden.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada