EducacIoN ActuaL

Bienvenidos sean todas y todos a este espacio creado para el intercambio informativo y pedagógico.Pocoyo

Buscar este blog

Cargando...

domingo, 1 de mayo de 2016

.Conozca algunos alimentos que son perjudiciales para sus hijos y las alternativas alimenticias para mejorar su rendimiento académico y su conducta





El sistema nervioso se alimenta principalmente de ácidos grasos esenciales los cuales regulan la inflamación e irritabilidad nerviosa. Cuando no hay una dieta adecuada o balanceada, el sistema nervioso puede llegar a irritarse y sobre estimularse, lo cual influye en el comportamiento nervioso y ansioso de los pequeños.

¿Pero qué alimentos pueden alterar la conducta de sus hijos?

El azúcar  los acelera, luego los deja cansados y de mal humor, En la fase de hiperglucemia que es un alto nivel de azúcar, también es conocido como glucosa alta en la sangre estos niños presentan signos de hiperactividad: inquietud, agresividad y nerviosismo, llegada la fase de hipoglucemia, se caracterizan por una baja en el rendimiento intelectual, disminución en la atención, ansiedad, confusión y temor.

Los Aditivos tales como colores y sabores artificiales son difíciles de evitar, y están presentes en muchos alimentos. Los aditivos han sido responsables de problemas de aprendizaje y de un comportamiento hiperactivo en niños.

Los alimentos procesados, como el tocino y las salchichas, contienen nitrato de sodio que puede contribuir a generar hiperactividad.

Otro conservante es el benzoato de sodio, que se encuentra en las bebidas gaseosas y jugos de frutas y puede causar que los niños se distraigan más fácilmente. Las gaseosas y las bebidas con cafeína pueden generar que un niño esté irritable.






¿Qué alimentos pueden ayudar a disminuir la hiperactividad, la irritabilidad y el cansancio en nuestros hijos?

Es saludable, que  incluya frutas y verduras frescas, cereales integrales naturales, carnes orgánicas y productos lácteos, legumbres,  cereales integrales y frutos secos.

Los suplementos, como los ácidos grasos esenciales, vitaminas del complejo B, C, D y E, minerales como magnesio, hierro y zinc, y coenzima Q 10,  esenciales para mantener una función saludable del cerebro.

Son aconsejables los alimentos orgánicos saludables, es decir aquellos que no presentan aditivos ni contaminantes.

Es muy importante para los niños, que tomen un suplemento de Omega-3, ya que este afecta a la función cerebral; que se toman en forma de cápsulas de aceite de pescado.

Puedes encontrar Omega-3 en el pescado azul; yema de huevo; frutas, como la piña y la fresas; frutos secos, como las almendras;  vegetales, como el pepino, brocolí, espinacas, lechuga entre otros.

Para mantener los niveles de azúcar en la sangre; elige cereales integrales,  verduras y legumbres.

Es necesario ayudarles a canalizar su energía en actividades como el deporte, el teatro, la música, etc. Necesitan estimular su atención y concentración mediante actividades guiadas y enfocadas a un constructivo desahogo de su energía. Se debe evitar mantenerlos en un mismo lugar, que no gasten mucho tiempo en juegos de video o televisión, llevarles a dar caminatas largas y tener contacto con animales y la naturaleza.

Recuerde siempre llevarlo al control de niño sano, seguimiento con un nutricionista. Su crecimiento, desarrollo físico e intelectual dependerá del apoyo y cuidado que Ud. Como madre, padre o responsable le brinde.


Un seguimiento y cuidado oportuno ayudará a que sea un adulto con salud óptima y excelentes hábitos alimenticios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada