EducacIoN ActuaL

Bienvenidos sean todas y todos a este espacio creado para el intercambio informativo y pedagógico.Pocoyo

Buscar este blog

Cargando...

lunes, 30 de mayo de 2016

El Trastorno de Aprendizaje No Verbal




Existen niños que quizás para algunas personas, incluyendo sus padres les parecen algo torpes y tiene, de hecho, una coordinación inadecuada tanto de sus habilidades motoras gruesas como de las finas.

Pueden tener dificultades extremas para aprender a montar en bicicleta o a patear un balón de fútbol. Para este niño, las habilidades motoras finas, tales como cortar con unas tijeras o atarse los cordones de los zapatos, parecen tareas imposibles de dominar para este niño.

El niño(a) es incapaz de manejar habilidades sociales por medio de la observación es decir: "mirar y aprender". No percibe los signos sutiles de su ambiente, tales como: saber cuándo se ha ido "demasiado lejos" en algo; la idea de espacio "personal", las expresiones faciales de otros, o cuando otra persona está experimentando gusto (o disgusto) de una manera no verbal.

Eso debería alertarnos de que algo está fallando…La  discapacidad  del  aprendizaje  no  verbal afecta las habilidades sociales de los niños, pero no sus habilidades para hablar, ni escribir. Por lo que les resulta difícil hacer amistades y conservarlas. También pueden originarse malos entendidos con los maestros, los padres y otros adultos.



Aunque los síntomas de TANV (Trastorno de Aprendizaje No Verbal) pueden incluir habilidades sociales limitadas, puede manifestarse de otras maneras.

Por ejemplo, puede que tengan dificultades con matemáticas, comprensión de la lectura, escritura y/o la coordinación física
.
Algunos de los síntomas que usted podría observar en su hijo son los siguientes:

1.   Recuerda la información pero no sabe por qué es importante
2.   Presta atención a los detalles pero no capta la idea general
3.   Tiene dificultad con la comprensión de la lectura
4. Tiene dificultad con matemáticas, especialmente con los problemas matemáticos de lógica
5.   Físicamente carece de coordinación y es torpe
6.   Escribe de manera desordenada
7.   Piensa en términos literales y concretos, no entiende de sarcasmos o bromas. 
8.   Sus habilidades sociales son limitadas
9.   Se para muy cerca de las otras personas
10. No se da cuenta de las reacciones de las otras personas
11. Cambia de tema repentinamente durante una conversación
12. Es excesivamente dependiente de los padres
13. Las situaciones nuevas lo atemorizan 
14. Tiene dificultad para adaptarse a los cambios




A menudo, los niños y niñas Trastorno de Aprendizaje No Verbal  no son entendidos debido a estas conductas. Sus compañeros y los adultos podrían verlos como extraños o inmaduros. Un maestro que no sabe que un niño tiene esta discapacidad, podría pensar que es desatento o desafiante.

La discapacidad o trastorno  del aprendizaje no verbal es la condición más cercanamente asociada con las dificultades de habilidades sociales. Sin embargo, hay otras condiciones que afectan la socialización. Estas condiciones pueden presentarse por sí solas, pero también pueden ocurrir conjuntamente con el trastorno de aprendizaje no verbal:

Los niños con TANV podrían ser diagnosticados erróneamente con el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH). Las dos condiciones, tienen síntomas similares, como hablar en exceso, coordinación deficiente e interrumpir las conversaciones.

Trastornos del lenguaje: Se refieren a problemas al hablar (trastorno del lenguaje expresivo) y con la comprensión (trastorno del lenguaje receptivo) del lenguaje. Los niños con estas condiciones podrían tener dificultad para entender y utilizar gestos, seguir instrucciones y saber cómo mantener una conversación.

Síndrome de Asperger: Este es un trastorno del desarrollo que afecta las habilidades del niño para socializar y comunicarse claramente con otros. El síndrome de Asperger y Trastorno de Aprendizaje No Verbal. Tienen muchos síntomas comunes y hay estudios que sugieren que hasta el 80 por ciento de los niños con Asperger también tienen características de discapacidad no verbal. Pero son condiciones distintas.







Adaptaciones que pueden hacer  los docentes para ayudar a los niños y niñas con esta condición:

Se los debe ubicar en un entorno con una rutina bien establecida. Estos niños carecen de la capacidad de "improvisar" en momentos de duda y han aprendido a temer cualquier situación, experiencia de aprendizaje, nueva o desconocida. Necesitan saber que va a ocurrir a continuación, durante y al finalizar la jornada, contar con respuestas consistentes por parte del personal docente que trabaja con ellos.

Para estos niños las transiciones siempre son difíciles, de modo que necesitarán tiempo a lo largo de la jornada escolar para recopilar sus ideas antes de "cambiar de marcha". Esto puede significar: tiempo extra 5 minutos antes y 5 minutos después de los recreos para poder desconectar y reajustarse a los cambios de ritmo.

Las tareas escolares que sólo requieran copiar texto deber ser modificadas u omitidas. La verbalización activa, son los mejores enfoque para la memoria de estos niños.

El método de aprendizaje menos efectivo para estos niños es el aislamiento. Se les debe permitir el verbalizar, y obtener retroalimentación verbal, para que puedan aprender, un Feedback.



¿Qué pueden hacer los padres?

Decírselo todo a estos niños nunca debe suponer que ellos ya saben lo que deben hacer y alentarles a que les den retroalimentación verbal o feedback. . Si va a dar una instrucción recuerde que ellos tienen dificultad para notar el sarcasmo y los tonos de voz, además ellos suelen tomar las instrucciones de manera literal.

Por ejemplo, si usted dice “no te quiero ver jugando con ese juguete”, su hijo podría continuar jugando con el juguete, pero de una manera en la que usted no pueda verlo. Dé instrucciones claras, tal como, “Por favor, guarda el juguete y ven aquí”. Y luego reforzar con la pregunta ¿Qué fue lo que te dije? Y escuchar si entendió correctamente la instrucción.

Enséñeles verbalmente con ejemplos: como "dar y tomar", inicios y finales de conversación adecuados, como y cuando cambiar el tema de conversación, el  tono y expresión de voz, los gestos. Ellos no saben que están agotando la paciencia de alguien hasta que su interlocutor explota verbalmente. Deles algunas pistas verbales para detectar la situación antes de que tenga inconvenientes porque estos no son capaces de "percibir" tensión o disgusto.

Tome notas. Lleve un registro de las conductas y los síntomas que usted observa en su hijo, y cuándo y dónde ocurren. Sus observaciones proporcionarán información valiosa a los profesionales que pueden ayudar a su hijo.


Si existen comportamientos inadecuados que están causándole problemas en la escuela o en la familia requiere un plan de intervención de la conducta, que debe ser asesorado por un especialista; en el cual se detalle un camino de acción que sea de naturaleza útil. Ya que los niños y niñas con este trastorno no interpretan el aislamiento, las privaciones y los castigos, estos no son métodos eficaces para cambiar el comportamiento de un niño con esta condición y necesitan de intervención para ir canalizando la conducta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada