EducacIoN ActuaL

Bienvenidos sean todas y todos a este espacio creado para el intercambio informativo y pedagógico.Pocoyo

Buscar este blog

Cargando...

domingo, 5 de junio de 2016

Cómo puede afectar emocionalmente la infidelidad de alguno de los padres, a sus hijos.





Cualquier situación de infidelidad es difícil para todos los involucrados. Es cierto, la pareja en particular sufre un dolor profundo. Sin embargo, no debemos olvidar el dolor de los hijos, que sin importar su edad son sensibles al cambio que está ocurriendo en el hogar y sufren en algunos casos en silencio.

Se trata de una experiencia muy dolorosa que, probablemente, va a dejarles huellas para toda su vida.

Les voy a nombrar  las  5  consecuencias que la infidelidad causa en los hijos:

1. Creas un futuro infiel
De acuerdo con Ana Nogales, psicóloga clínica, "el 55 % de los hijos de familias en las que uno o ambos padres fueron infieles, también son infieles en su adultez".

Tú eres su gran ejemplo, y lo que tú haces, en sus pequeñas mentes, está bien. Así que, enseñar a alguien que la infidelidad es una conducta aceptable y una forma de vivir, a través del ejemplo, es cómo enseñarle a un niño de 2 años a abusar de sustancias como el alcohol o las drogas.

2. Experimentan la peor clase de traición que un ser humano puede experimentar
Para los niños, la traición de uno de sus padres hacia el otro es sentida y vivida como una traición a la familia completa, a sus sueños de crecer con ambos, y surge el miedo y la incertidumbre más grande que un ser humano pueda sentir. Si traicionaste a tu pareja (la madre o padre de tus hijos), ¿qué te impediría fallarles a tus hijos otra vez?

3. Comienza a sentir pánico al abandono
Los niños que son hijos de padres infieles crecen con un sentimiento de inseguridad y desarrollan pánico al abandono. Esto impacta significantemente su futuro; cuando adultos, les cuesta encontrar parejas por que tienden a sofocar a todo el que les muestra amor, por miedo a perderlos.



4. No creen en el amor,  desconfían de todo y todos
El 80 por ciento de estos niños al llegar a la adultez no creen en el amor, embarcándose en conductas destructivas a la hora de amar. Les resulta sumamente difícil creer en que pueden tener una familia y que el amor será la base de esa unión. Un gran porcentaje de ellos se involucran en relaciones cortas, casuales, le tienen pánico al compromiso y sabotean todas las relaciones que tienen, por miedo a enamorarse y sufrir. Su desconfianza es tal, que se les hace casi imposible poder tener una relación de pareja saludable y duradera.

5. Viven en carnes propias la decisión salomónica
Esto se da en todos los divorcios. Los niños sienten que deben elegir entre uno de los padres. Lo que muchos padres no llegan a comprender en su plenitud, es que para sus hijos, ambos son sumamente importante y que sea lo que sea que haya pasado, a ellos les gustaría elegir a ambos.

Es vital que los padres que atraviesan esta crisis puedan escuchar a sus hijos y permitirles que expresen sus sentimientos acerca de cómo les ha afectado.





A continuación les presento estos sencillos y poderosos consejos que aplicados con frecuencia le ayudarán a no involucrar a sus hijos en cualquier  conflicto  de  parejas:

Nunca hable mal de su pareja
Aunque experimente molestia y sienta que no tiene nada positivo que decir de su pareja, JAMÁS le hable mal a sus hijos de su padre o madre, pues esto implica involucrarlos y colocarlos en una situación difícil, porque ambas figuras son importantes, existen apegos emocionales con ambos. No de excusas por el comportamiento de su pareja, pero tampoco lo critique enfrente de sus hijos.

Peleas explosivas nunca frente a ellos
Evidenciar peleas explosivas  en el hogar, pasan por violencia doméstica y verbal –que, cabe decir, son casi inevitables cuando recién la pareja se entera de la infidelidad– pero no es bueno para la salud emocional y psicológica de sus hijos.

Los  hijos no son  tus psicólogos
Evite pláticas con sus hijos donde la conversación hacia el tema de la infidelidad, se convierte de inmediato en una sesión de terapia, donde refiere su dolor, enojo y experiencia. Recuerde que es su responsabilidad cuidar de sus hijos y no debe robarle su infancia con temas de esta índole que si son dolorosos para usted...Imagínese lo doloroso e incómodo lo que es esta situación para sus hijos. No todos los hijos razonan con la misma madurez  y no les robe la infancia, haciéndolos madurar antes de tiempo, ellos son sus hijos no sus iguales. 

Expréseles amor a diario
Una infidelidad puede consumir toda la situación familiar, por esto es esencial que les demuestres su amor de forma diaria y les hagas saber que este problema es nada más entre usted y su pareja, y que el amor que ambos les tienen a ellos no ha cambiado, ni nunca cambiará.

Identifiquen las razones que le tienen en la situación de desmotivación actual de pareja y busque  formas de solucionarlo. Piénsalo muy bien antes de poner en riesgo a tu familia.


Aprenda a escuchar sin descartar los sentimientos de los hijos y aunque sea difícil pedirles perdón, si es necesario, por haber herido sus sentimientos hazlo. Si ves que es necesaria la separación, siempre debes hablar con la verdad, es siempre necesaria para mantener la confianza  de sus hijos nuevamente. Recuerde que un divorcio o separación no implica que rompe los lazos que tiene materno o paterno con sus hijos. Esa relación de parentesco es para toda la vida. Si, se ha distanciado de sus hijos intente recuperarla, porque ellos son el mayor tesoro que le ha dado la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada