EducacIoN ActuaL

Bienvenidos sean todas y todos a este espacio creado para el intercambio informativo y pedagógico.Pocoyo

Buscar este blog

Cargando...

miércoles, 24 de agosto de 2016

¿Por qué es importante dormir y descansar?

                                                            
    Dormir  y   Descansar 


 Dormir y descansar ambas acciones son importantes para el organismo, para renovar energías y enfrentar nuevos retos.

Se puede dormir y al hacerlo la mayoría de las veces descansamos. Pero si descansamos no necesariamente dormimos.

Dormir también es un alimento para el cuerpo del niño. El niño que no duerme bien acabará teniendo problemas en su conducta o comportamiento. Por eso es tan importante, desde la más temprana edad, establecer horarios así como tiempo de sueño para los niños.

El descansar podemos hacerlo en cualquier momento del día y hasta en cualquier lugar, sentados, leyendo, con los ojos cerrados, escuchando música... Al dejar de hacer cualquier actividad física y hasta mental que logre relajarte”, precisó la psicopedagoga Tibisay Ríos.

Descansar  nos permite reponer las energías que hemos gastado a lo largo de día por lo que resulta necesario tener un momento para poder descansar y recargar las pilas, al igual que tener un sueño reparador.


Destacó la psicopedagogo que con respecto al sueño, “Cuando dormimos generalmente se utiliza al final de la jornada del día. El tiempo que las personas necesitamos dormir y descansar  depende de la edad, así los bebes y ancianos necesitan con más frecuencias estas actividades”.



¿Cuánto debe dormir un niño?


De uno hasta los tres años. En esta etapa los bebés suelen hacer siestas más cortas, de una o dos horas, por lo que aumentará su sueño durante la noche, en una media de 10 a 13 horas. Se debe mantener una rutina de actividades antes del sueño: el baño, la cena, el cuento, la música (relajante) y ¡a dormir! Es un ritual que ayudará mucho a que los pequeños entiendan que el acto de dormir es una actividad y una necesidad más. A los dos años, el niño ya podrá elegir el pijama que quiere usar, el peluche o el juguete con el que quiere dormir y el cuento que quiere que le cuente. Eso le hará partícipe de la rutina.


De los tres a los seis años. A los 3 años, los niños suelen dormir una siesta de una horita, y por la noche necesitan de 10 a 12 horas de sueño para sentirse descansados. A partir de los cuatro años, muchos ya dejan de dormir la siesta. Depende mucho del carácter y de las necesidades de cada niño.


De los seis a los nueve años. Durante estos años, los niños necesitan aproximadamente 10 horas de sueño durante la noche. Es importante que antes de que los niños se vayan a la cama, disfruten de un momento en privado con sus padres para conversar, compartir secretos, cuentos o música. Es una buena forma para prepararles para el sueño.

De los 10 a los 12 años. A estas edades, los niños sólo necesitan alrededor de 9 horas de sueño durante la noche. Todo dependerá de cómo esté de relajado o cansado.


A continuación un vídeo que nos señala las consecuencias del mal dormir:




El siguiente vídeo nos menciona la cantidad de horas que debe dormir una persona de acuerdo a su edad y la importancia del sueño:





El siguiente vídeo ofrece consejos para poder conseguir un descanso placentero:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada